viernes, 28 de abril de 2017

Que nos vamos a Estambul, chim-pum

Durante muchos años, los aficionados del Madrid de baloncesto estuvimos tragando quina, en eterna travesía por el desierto, sin aproximarnos lo más mínimo a una Final Four. Llegamos incluso a deambular por competiciones menores, como la Korac/ULEB (hoy en día llamada Eurocup; la Europa League del basket, vaya), perdiendo contra equipos de nombre impronunciable. Hoy, somos capaces de no emocionarnos con la clasificación para la quinta fase final en siete años, y tenemos la osadía de comentar que nuestro estandarte, Llull, muchas veces no defiende con ganas y que debe controlar su tendencia al individualismo cuando no le salen las cosas. Todo cierto, por otro lado, pero esa no es la cuestión. Me acuerdo de Almond, de Tarlac, de Lazaros, de los restos de Pepe Sánchez, y cómo hemos cambiado.

Salió el Madrid a Turquía, en ambos partidos, dispuesto a defender, y no hubo eliminatoria. Con Doncic y Randolph en el campo no hubo opciones para el rival. Nuestro jovencísimo esloveno defiende como un veterano casi siempre y practica un juego coral que permite tener a toda nuestra descomunal plantilla participando de los ataques. Con Luka en la cancha todos acaban más enchufados, y eso se refleja en los marcadores parciales que se consiguen a sus órdenes. Randolph es un superdotado que sólo por intermitente puede explicar que no esté en la NBA. En cualquier caso, el Real Madrid ha matado la serie con diferentes jugadores: el miércoles Carroll y Ayón, y hoy una suma de Thompkins más Llull en fase ofensiva. Inmensamente superiores, Blatt acabó desquiciado. Solo Wanamaker trató de mantener a flote la nave turca, pues Clyburn acabó sentado por su entrenador por desacertado, y nadie más apareció. La fiereza de Zizic, dirán otros, mas yo creo que los números del pívot rival siempre son daño controlado para Laso. Slaughter llegó a cantar el himno del Madrid en el calentamiento, sugiero que nos lo traigamos de vuelta.

Nos espera en semifinales el Fenerbahçe, en su pista. Con millares de vociferantes aficionados, un equipo terrible, Obradovic, y presumiblemente los árbitros. Llevan varios años buscando la Euroliga y parece que ésta va a ser su temporada. Yo así lo creo. Pero si alguien puede desmentirme, es el Madrid.


domingo, 23 de abril de 2017

Historia de dos ciudades

"¡Es increíble el robo! ¡Es increíble! ¡En el minuto 1! ¡En el minuto 1 ya ha empezado! ¡Penalti clarísimo de Umtiti a Cristiano! ¡Clarísimo! ¡Y eso ya condiciona todo el partido! Pero claro, de eso no hablará Piqué... ¡Aunque si sólo hubiera sido eso! ¡Ha habido otro penalti que no han pitado, por agarrón a Ramos en el minuto 47! ¡Indudable! ¡Se cagan! ¡Se cagan con el Barça! Y la expulsión... ¡Me cago en la hostia la expulsión! ¡Si no le toca! Como la de Pepe con Mourinho, así pueden robar... ¡Y contra diez, aun así, hemos estado ahí, y no hemos quedado 2-2 porque nadie se ha atrevido a hacerle falta a Sergi Roberto! ¡Condicionan el partido! Y algunos hablan de agresión... ¡El equipo de Luis Suárez, que tiene cojones! ¡Luis Suárez, que pegó un codazo a uno de la Real Sociedad la jornada pasada y no debía haber estado en este encuentro! ¡Hijos de puta!"

Sonido ininteligible de interferencias mientras cambio el dial.

"¡Es increíble el robo! ¡Es increíble! ¡En la primera parte! ¡En la primera parte! ¡Agresión de Marcelo a Messi! ¡Casi lo mata! Qué cerdo, un codazo en la boca, ahí nuestro Leo el pobre, sangrando... ¡Qué asco me dan! ¿Y Casemiro? ¡Otra expulsión perdonada! ¡Todo el partido dando patadas! ¡Qué escándalo! ¡Ha hecho falta que haya tres rojas para que el árbitro, cagado, sacara una! ¡Menudo robo, el Madrid con nueve desde la primera parte e íbamos a ver! Porque Marcelo pone el centro del empate... ¡Pero de eso no hablarán! ¡Se cagan los árbitros! ¡Se cagan con el Madrid! Y encima el payaso de Ramos acusando de no sé qué a Piqué... ¿De qué hablas? ¡Si controláis todos los estamentos! ¿Tú crees que es normal que Neymar no haya podido jugar? ¡Espero que las palmas de Ramos le condenen a los mismos partidos que a Ney! ¡Pero no caerá esa breva! ¡La de rojas que perdonan al Madrid en el Bernabéu, es acojonante! ¡Hijos de puta!"

Apago el aparato de radio, me sirvo una copa de vino y cojo un tomo de la estantería. Mañana tengo que madrugar. 

PD: Enhorabuena a los culés del bar.

viernes, 21 de abril de 2017

Cuartos de final de Euroliga 2017

Han empezado los cuartos de Euroliga, así que el post será más un análisis que un pronóstico.

REAL MADRID - DARUSSAFAKA S. K.

Pese a enfrentar al primero y al octavo, la presencia del mejor entrenador de Europa en el conjunto turco equilibra la balanza mucho más de lo que parece. El equipo rebautizado por nuestro David t-a como Darusapollas tiene jugadores de grandísima calidad, y en el primer partido en Madrid nos lo pusieron en chino. Sin embargo, el mero talento de jugadores como Llull, Doncic o Randolph debería ser fuerza suficiente como para derrotarlos sin tener que llegar al quinto partido. En Estambul sufriremos, está claro, de modo que el partido de esta noche se antoja crucial. Blatt intentará una defensa muy agresiva y aprovechar que nuestro sistema de ayudas en defensa deja espacio para grandes actuaciones de pívots como Zizic. No obstante, dependen demasiado de la genialidad de Wannamaker y Clyburn para poder ganarnos la serie, a poco que los contrarrestemos. Competirán, sufriremos, pero pasaremos.

PANATHINAIKOS - FENERBAÇHE

El Baskonia nos la jugó en la última jornada de la fase regular, perdiendo con el Zalguiris. Esa derrota hizo que el ganador de esta eliminatoria sea nuestro rival en semis de la Final Four de Estambul. Y claro, con 0-2 en la serie, habiéndose jugado los dos partidos en Atenas, parece claro que por mucho Pascual que tengan los griegos, Obradovic tiene el billete y los dos pies. El Fenerbaçhe es un equipo que ha demostrado irregularidad a lo largo de los meses, pero en este momento crucial está como un tiro. Tienen al pívot más poderoso de Europa, Udoh, a quien particularmente nosotros somos incapaces de defenderlo. Por otro lado, su otra estrella, Bogdanovic, ha liderado a su equipo en las dos victorias en la cancha helena (¡se dice pronto!). Dixon, Sloukas, Datome... Lo siento mucho, mi pronóstico es que quedaremos eliminados al enfrentarnos a ellos en semifinales. Y no porque sean mejores, que no lo son. Pero un equipo tan físico jugando en casa... Sería heroico por nuestra parte sobreponernos a semejante circunstancia en contra. Ojalá esté sobrestimando la cuestión.

CSKA DE MOSCÚ - BASKONIA

La cagada contra Zalguiris nos perjudicó de rebote a nosotros, como ya hemos dicho. Sin embargo, el principal problema llegó para los vascos. 2-0 ya, y pese a que lo pusieron difícil, creo que los rusos cerrarán la serie en Vitoria. De Colo y Teodosic desde el puesto de base se bastan y se sobran para derrotar a casi cualquier rival que se ponga por delante. El segundo encuentro contó con una permisividad arbitral importante en favor del CSKA (Sito Alonso protestó en rueda de prensa), y en esas circunstancias, Hines mandará siempre en la pintura antes que los interiores baskonistas. Quizá debiera intentar cargar de faltas como sea a estos, merced a Larkin y el resto de jugadores habilidosos rojinegros. En cualquier caso, no les doy apenas opciones.

OLYMPIACOS - EFES PILSEN

Una eliminatoria mucho más desequilibrada, a mi juicio, que lo que podría esperarse de un enfrentamiento entre el tercero y el sexto clasificados. Los de Spanoulis pueden acusar un poco el paso del tiempo, pero tienen muchas batallas en las espaldas y el Efes está un escalón por debajo. Supongo que entre la dureza de Dunston, la inspiración de Heurtel y lo que puedan aportar Osman, Granger, Derrick Brown, etc., podrán rascar algún partido de la serie, mas veo dificilísimo que consigan sacar algo del Pireo. Printezis, Lojesski, Mantzaris, Papanikolaou y la galería de negros musculosos son demasiado para el tercer equipo turco de estos play-offs. Y eso sin mencionar al calvo.

sábado, 15 de abril de 2017

Sporting 2 - Real Madrid 3

Hoy acababa la Semana Santa para el Madrid, que, sin embargo, afronta sus particulares jornadas de pasión en los próximos siete días. Por su parte, el Sporting también se jugaba la vida, y como tal se empleó. Algo duro, pero nada inesperado. No obstante, la tensión que se respiró en el ambiente no proviene solo de la mala situación clasificatoria de los rojiblancos. Desde hace ya bastante tiempo, hay en el Molinón una tendencia al antimadridismo que, si resulta excesiva cuando existen auténticos agravios arbitrales por los que protestar, roza lo ridículo cuando en el partido te perdonan un penalti clarísimo y una posible roja. En cualquier caso, sirvan las caras desencajadas de los aficionados más ruidosos del Sporting para confirmar mi vieja teoría sobre las consecuencias fisiológicas del antimadridismo. Algún día la desarrollaré con más tiempo. Entronca de algún modo con aquella de los humores de Galeno y subraya el rasgo que emparenta al antimadridista con el facha de infantería: ambos especímenes están tol día enfadaos.

El partido empezó con un punto de frescura, algo que siempre acompaña al Madrid cuando en lugar de la BBC son alineados los no habituales. Una ristra de tresquartistas como Asensio, Isco o James, apenas resguardados por Kovacic, prometían una mayor ligereza de movimientos a cambio de la supuesta vulnerabilidad. La nota de color la daba la titularidad de Coentrao, quien no es un jugador malo, sino más bien vago. La posición de lateral madridista invitaba hoy al espectáculo: en la otra ala estaba Danilo. Sin embargo, ambos hicieron un partido más que correcto, asistencia del segundo incluida. 

Antes de eso se había adelantado el Sporting merced a un pase de cuchara tan bueno que tuvo que producirse por puro azar. A Casilla le faltó una letra para parar el remate de Cop, quien también tiene un nombre al que parece le han hurtado vocales. Poco después igualaría el marcador Isco en una acción genial que hizo virtud de todos los defectos que le achacan. "Es un jugador de placeta, con tanto quiebro" o "qué culo más gordo" son los hits más exitosos. Pues a base de amagues en una baldosa, y gracias a su poderoso tren inferior, descolocó a la defensa asturiana y clavó el balón en la escuadra en prodigioso zurdazo. Con el empate bajó algo el ritmo del encuentro, y las espadas quedaron en alto para la segunda mitad, confiados los madridistas en que la del Sporting era de madera.

En el 47', Nacho remató en el área pequeña, parando Cuéllar a bocajarro, y, en la siguiente acción, una serie de cabezazos dejaron el esférico en el interior de la portería del Madrid, casi sin saber cómo. Fueron con todo los blancos entonces, y como dios (con perdón de la minúscula, soy ateo) escribe recto con renglones torcidos, la jugada maradoniana de Isco en la que se fue de cuatro contrarios acabó abortada, y sin embargo el empate llegó gracias al único remate decente de un torpón Morata, para más inri (estamos en fechas) a pase de Danilo, como ya dijimos. Quedaba media hora, pero la insistencia del Madrid, a aquellas alturas ya con Marcelo y Mariano en el césped, solo se traducía en centros y más centros. Incluso con tan rudimentario plan, el contraste de James con el omnipresente Isco resultó demoledor para el colombiano. 

Faltaban tres minutos para el final cuando Zidane quitó a Kovacic por Casemiro. Permanecí boquiabierto unos instantes tratando de descifrar aquel movimiento, y entre medias marcó Isco el tercero, con disparo raso y dañino. Le faltaba al malagueño un partido en el que pudiera ser aclamado como héroe del Madrid en solitario. Ya lo tiene. Esperemos que le sirva de sustento emocional a la hora de tomar decisiones sobre su futuro este verano. Al fin y al cabo, sería una lástima que en lugar de continuar aquí prefiriese la alternativa. Sobre todo para él: en el fondo a nadie le puede agradar estar tol día enfadao.


jueves, 6 de abril de 2017

Asensio, el extremoduro

puede que no levante la voz
o puede que me arranque sin más.

¡A ver que me dice después!

Quiero ser un medio fiel,
o extremo sin rechistar,
que luego me desato y verás.
A ver qué me dice después.

"¡Eh, novato!" y me tiemblan los pies, cuando salgo,
me dicen que soy un poco frío,
la empiezo a tocar...
¡A ver qué me dice después!

"¡Toca fino!" , me tiemblan los pies, cuando salgo,
me dicen que estoy desconocío,
empiezo a jugar...
¡A ver qué me dice después!

Acércate y ya verás,
que te voy a romper, defensor,
despacio, con solo trotar.
A ver qué me dices después.

Hago pases de tacón,
amagos hasta apurar,
pero no me la quita ni Dios.
¡A ver qué me dice después!

"¡Eh, novato!"  y me llevan mis pies, todo el rato,
me dicen que estoy desconocío,
la vuelvo a pasar...
¡A ver qué me dice después!

"¡Buena, niño!", y me voy otra vez, por su lado,
al lateral, ya lo he rendido,
empiezo a pensar
que a ver qué me dice después.

A ver si me pone después.