martes, 22 de diciembre de 2015

Feliz y diversa Navidad

Bueno, pues ya he terminado de colocar el árbol, y me acerco a la máquina de discos (pulsar aquí para leer el resto de la entrada bien ambientado) y echo un euro.

Se avecinan unas navidades dispares en lo deportivo. Son los últimos coletazos de un 2015 dual para los madridistas: el cielo en el basket y el infierno en el fútbol. ¿Cómo será el 2016? Las elucubraciones darían para escribir un tocho que hiciera palidecer las obras de Carmen Laforet. Pero quiá, los parroquianos hablan de política. Aunque no podía ser de otra manera, en este año hemos tenido elecciones andaluzas en marzo, municipales y autonómicas en mayo, catalanas en septiembre y generales en diciembre. ¡Y decían que esto no era una democracia!  

Aprovecho esta última afirmación para enlazar con los últimos comentarios de la anterior entrada. Valga esta poco sutil hostia al lenguaje falaz y de brocha gorda que ha empleado Podemos en muchos momentos como prueba de que aquí, amigo Nolte, pensamientos únicos poquitos. Aquí hay votantes declarados (¡incluso militantes!) del PP, del PSOE, de IU, de Podemos, de Junts pel Sí y alguno hasta confesó haber votado UPyD. Tú dices que has votado Ciutadans, y yo te respeto y te insto a que expongas sin miedo tus preferencias y argumentos (creo que no has sido el único en el bar en hacerlo, por cierto).

En mi caso, estoy bastante lejos. Me temo que no comparto bajadas de impuestos en el IRPF o defensas a la escuela concertada, y me parece una trampa querer tener la flexibilidad laboral de Dinamarca sin el poder sindical de Dinamarca y los cursos de formación de ayuda al trabajador de Dinamarca. Pero eso no es óbice para reconocer, por ejemplo, que en política científica e innovación, los naranjitos son los mejores, de largo, con varios cuerpos de ventaja sobre el siguiente. Más allá de las propuestas concretas (the best I saw), el hecho de que enfoquen la ciencia no sólo como una herramienta de riqueza sino como algo esencial al ser humano, y que entiendan la búsqueda de la verdad como un valor a defender frente tanto al dogmatismo como la superstición, me parece digno de cientos de aplausos. Se nota, dicho sea de paso, que el coordinador de esta parte del programa ha sido José María Rojas, jefe del área de Biología Celular del Instituto de Salud Carlos III. Se nota porque sabe de lo que habla y porque tiene un cariz defensor de lo público del que adolecen otras partes del documento de propuestas (ejem, empleo, ejem, educación). Y a mí, como votante declarado de izquierdas, no se me caen los anillos a la hora de apuntarles este tanto y de reclamar a mis formaciones que COPIEN muchas medidas, y especialmente, el espíritu de las mismas. 

Si te parece que una reacción así es propia del pensamiento único, pues tú mismo, amigo. Yo reitero  una vez más mi invitación a que coloques encima de la mesa los argumentos que quieras, con la mayor de las libertades. Serán discutidos si es preciso, pero siempre bien acogidos. Mientras tanto, las cervezas son gratis. 

Feliz Navidad a todos.



sábado, 12 de diciembre de 2015

Solvencia en Múnich

Llegaba el Madrid a la cancha del Bayern en situación de altísimo riesgo. Sin Rudy y sin Nocioni, y obligado a ganar para no quedar eliminado en la primera fase (aún le hubieran quedado opciones con una derrota, pero rocambolescas). Por su parte, los alemanes, comandados por un excepcional KC Rivers (lamentamos tu marcha, y no sólo por esos 22 puntos de anoche), estaban concienciados con su papel de verdugo, desde los jugadores hasta el público, que ponía los pelos de punta con su sincronización perfecta a la hora de dar las palmas. Todo se hallaba, pues, a punto para la ejecución.

El partido empezó, y los pívots alemanes (intercambiables en su rol) comenzaron a golpear, con KC haciendo daño desde el triple. El Madrid frágil de este comienzo de temporada ha desconectado en muchos ambientes similares, pero ayer no quedaban comodines, de modo que se rehizo de la primera ventaja bávara (buenos puntos de Savanovic) agarrado a un brutal Ayón. En el segundo cuarto la segunda unidad perdió frescura en ataque, pero a cambio mantuvo el tipo en defensa, con gran aportación de los cinco minutos de Mauricio NDour, a quien llamaremos de aquí en adelante Mauri, siquiera para compensar sus dos metros. En cualquier caso, y pese al buen hacer defensivo, poco a poco el Bayern fue recortando distancias, hasta llegar al descanso por delante, 38-36. Todo apuntaba a un sufrimiento terrible tras la reanudación.

Sin embargo, como los misterios del Lasystem son inescrutables, en el tercer cuarto lo que vino fue un tsunami. Con un Sergio Rodríguez excepcional en la dirección (10 asistencias) y el acierto, con un Llull en su mejor partido de la temporada, y, sobre todo, con un titán mexicano que alternó robos y tapones atrás con un destrozo en el aro rival, el Madrid pasó por encima del Bayern con un parcial de 2-21. Los alemanes se miraban atónitos, tentándose la ropa. Aquello no estaba en el guión. Sólo Rivers luchaba contra los elementos, quién sabe si más por orgullo que por convencimiento (6/7 en triples). Hubo tiempo para que Taylor, Thompkins o Maciulis aportaran sus jugadas y puntos, y hasta para que Luka Doncic (¡16 años!) subiera la bola protegiendo con el cuerpo su punto flaco, el bote, como si fuera un Prigioni con el culo pelao. Que este chico va a romper la barrera del sonido lo sabe hasta el papa emérito, que por cierto es alemán e hincha del Bayern, así que a mamar.

El último cuarto fue una gestión responsable sin estridencias por parte del Madrid, algo así como lo que pretende hacer Carmena. Las palmas del apocalipsis se fueron apagando, y Laso se aflojó el nudo de la corbata en el lugar más difícil. 67-86 fue el marcador final. Si ganamos al Estrasburgo en casa, estamos dentro. La semana que viene, más.



miércoles, 2 de diciembre de 2015

Primer aniversario

Hoy se cumple un año de la reapertura del local. Parece mentira lo deprisa que pasa el tiempo. Desde luego, tiene mejor aspecto que hace doce meses, la concurrencia habitual lo ha revitalizado. ¡Estamos a un tris de las 100.000 visitas! Desde el punto de vista deportivo, los éxitos se han repartido: el fútbol para los culés y el baloncesto para los madridistas. La tertulia nunca ha faltado: unas veces café Gijón, otras Ateneo barcelonés, y otras Fiebre Maldini. Por supuesto, se ha demostrado que aquellos que catalogaban el lugar de "pensamiento único" jamás tuvieron razón. La decoración es acogedora, el futbolín y los dardos tienen amplia clientela, y ya he pedido presupuesto para un posible billar. Soy el único que bebe vino en lugar de cerveza o refrescos, pero eso no me impide gastarme el manso en buenas botellas, aunque sea el único que las disfrute (o precisamente por ello, jojo). De vez en cuando tenemos que echar a algún borracho que viene a montar gresca, pero de momento evitamos contratar un robot que actúe como segurata. 

Brindemos porque sean muchos más los años que nos recojan aquí. Cuídense todos.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Conmoción tras conmoción

Comunicado oficial:


El Bar de Trueba condena airadamente el desastroso suceso acontecido esta tarde en el Santiago Bernabéu y reclama la unión de los demócratas ante la barbarie.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Marcelo

Mucho se ha escrito acerca del infame papel del Madrid en el partido de Copa de Europa del pasado martes. No voy a negar que pasé un mal rato al ver cómo el PSG combinaba sin oposición y nos breaba con insultante suficiencia, hasta el punto de que sólo los palos y lo mal rematador que es Cavani nos permitieron seguir vivos. Fue una pésima noche, como digo. Pero, si algo me hizo temblar por encima de todo, fueron los lacrimosos ojillos de Marcelo cuando pedía el cambio. Porque Marcelo es ya mi jugador favorito, el de mayor potencial poético de este Real Madrid tan sobrio, albañilesco, de lápiz en la oreja y bocadillo de mortadela. Un jugador maravilloso. Literario.

Marcelo, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Mar-ce-lo. El lateral izquierdo emprende un viaje de diez zancadas banda arriba hasta apoyarse, en el tercer toque, en el borde del área. Mar-ce-lo.
Nabokov, Marcelo.

Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ése era todo su patrimonio.
Rafael Sabatini, Scaram(arcel)ouche.

Marcelo es pequeño, peludo, suave; tan blando en defensa que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y sube la banda, y acaricia los balones tibiamente con el interior, rozándolos apenas, los blancos, amarillos y gualdas... Los delanteros lo llaman dulcemente: "¿Marcelo?" y va allí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe en no sé qué cascabeleo ideal... Come cuanto le doy (a veces se le nota mucho). Le gustan los regates, los centros mandarinas, las ruletas moscateles, todas de ámbar, los caños morados, con su cristalino toque de tacón... Es tierno y mimoso igual que un niño, pero fuerte y seco cuando va al suelo. Cuando cabalgamos con él, los domingos, hasta en los últimos estadios de la liga, los hombres del campo, vestidos y espaciosos, se quedan mirándolo, sin saber si aplaudir o cagarse en su puta madre.
Juan Ramón Jiménez, Marcelo y yo.

viernes, 23 de octubre de 2015

30 razones por las que vivir

Se ha puesto de moda entre las revistas culturales escribir listas, y la de razones por las que vivir ha tenido multitud de éxito e imitadores. Nosotros no somos una revista, pero en este bar estamos suscritos al New Yorker (lo colocamos en la barra al lado del As; así somos, transversales, como el independentismo catalán), así que me veo con derecho a empezar una propia. Completadla como queráis, el orden no tiene relevancia:

1. Una discusión interesante con una mujer atractiva.

2. La previa de una eliminatoria europea del Real Madrid, incluyendo ambas secciones.

3. Nueva York. Como ciudad y como concepto.

4. Emma Watson en Las ventajas de ser un marginado.

5. La melancolía racional de Josep Pla.

6. La vida universitaria.

7. Frank Sinatra cantando That's life.

8. El progreso científico, tanto la teoría que nos permite ir comprendiendo el universo como las aplicaciones prácticas.

9. Peter Parker.

10. La poesía de Gil de Biedma y de Pessoa.

11. Observar la respiración de una mujer que duerme.

12. Borges y Wislawa Szymborska.

13. El ateísmo, en un sentido amplio.

14. La canasta de Ricky Brown en la final de la Recopa del 92 frente al PAOK.

15. La fiesta de La Gran Bellezza.

16. La psicología evolucionista.

17. La Ilustración y la idea de Europa, pleonasmo.

18. Esta escena del Ala Oeste de la Casa Blanca.

19. El segundo movimiento de la Novena de Beethoven.

20. George Orwell.

21. Una comedia romántica bien hecha.

22. Admitir que los humanos somos animales, pero que la lucha contra esa naturaleza animal es la que nos hace verdaderamente humanos.

23. Un izquierdista antipopular.

24. Un gin tonic Bombay Shappire sin aderezos mierdosos.

25. La mente de Stan Lee.

26. If de Rudyard Kipling.

27. La historia del Conde de Montecristo.

28. Los documentales de guerra.

29. Urania Cabral.

30. Este gesto:





martes, 13 de octubre de 2015

Lasystem 5.0 (a fecha de octubre)

SERGIO RODRÍGUEZ: El que marca el estilo. Extraordinario rendimiento el de los últimos años, aunque sus picos de forma son oscilantes. Ahora mismo, como tantos compañeros suyos que han jugado el europeo, está que no puede con su alma,  y cuando no tiene piernas ni cambio de ritmo abusa del bote y merma al equipo. Confianza en él, a arrobas.

SERGI LLULL: Acabó la temporada como un tiro, en su mejor año de blanco, y renunció a una jugosa oferta en la NBA. Si el talento anárquico del Chacho es el emblema, las carreras atravesando la pista de Llull no son menos marca de la casa. Ha controlado mejor cada año su alocamiento en la dirección (aún le quedan resabios, pero muchos menos de los que yo aventuraba cuando se produjo la conversión al puesto de base) y su defensa es encomiable. Fundamental.

LUKA DONCIC: ¡El Madrid de los Luc(k)as! Este niño (porque recordemos, tiene 16 años) va a ser un crack de la rehostia, a poco que sea bien llevado. Pero claro, bromas ninguna. Tiene que crecer con minutos en ACB y aprender lo que es la presión, que ahora mismo lo acogota como es natural. Su desparpajo es grande, y su técnica superlativa. No obstante, responsabilidades las justas por ahora, lo que deja el puesto de base ligeramente desguarnecido.

JAYCEE CARROLL: Otro que acabó la temporada pasada en el mejor momento, con estelares actuaciones en las finales de Euroliga y Liga ACB. Sus virtudes son conocidas, y ha recuperado el físico. Su problema con el bote ha mejorado, pero sigue siendo blando en defensa (y eso que le pone empeño, ¿eh?). Deberían fabricarse más jugadas para él, porque si lo desconectan del partido perdemos una baza importante y termina restando.

RUDY FERNÁNDEZ: El exterior mejor defensor de Europa. Así de contundente. Ha perdido brillo ofensivo (sus achaques perennes de espalda no nos están dejando ver todo lo que podría dar: diferencial en Europa), pero su velocidad para llegar a las ayudas, la agilidad, su talento para sacar petróleo... A veces peca de obcecado, la falta de claridad lo lastra en determinados momentos. Fundamental para el lasystem 5.0.

JEFF TAYLOR: Me da mala espina que recaiga y recaiga de su lesión (los seguidores de la sección se acordarán de Venson Hamilton). Como jugador es de categoría superior a la europea, muy atlético y ágil, candidato a salir en los mejores mates de la jornada, día sí y día también.

JONAS MACIULIS: Poco valorado por su labor defensiva de brega y rebote, me parece buenísimo. Anota sus puntos, defiende sin pestañear y es capaz de tomar un papel secundario o principal según lo requiera el partido. Lituania es tierra de baloncesto.

ANDRÉS NOCIONI: El MVP de la última final de Euroliga (¡con 35 tacos!) tiene que dosificarse a lo largo de la temporada (ya lo hizo el año pasado: no apareció hasta la copa del Rey), pero su garra en las penetraciones, sus buenos puntos desde el triple cuando está acertado  y el carácter defensivo que contagia al equipo cuando está en pista van a ser capitales. Dicho esto, siempre queda el riesgo de que en un momento de la temporada se desfonde (hacer un Bourousis se podría llamar), lo cual nos dejaría en bragas.

TREY THOMPKINS: Es un súperclase desde el punto de vista anotador. Los puntos se le caen de los bolsillos. Mas me temo que en defensa es un agujero negro (ups) y su actitud de momento no parece la adecuada (no por sobrado, sino porque aún no se ha adaptado). Laso lo sentó en el partido contra el Valencia y tendrá que ir acoplándose poco a poco. 

FELIPE REYES: Además de su incalificable habilidad para capturar rebotes en la zona, el capitán del Madrid ha ido mejorando su juego año tras año, poco a poco, casi sin darse cuenta. Ocurre que ya no es un niño, y, además de dosificarse, las batallas contra pívots más altos y fuertes que él ya no puede ganarlas. Desde que aceptó que era importante pero no imprescindible su aporte fue más decisivo que nunca, así que esperamos que continúe en esa dinámica. 

GUSTAVO AYÓN: Con la marcha de Slaughter (nuestro pívot que defendía a exteriores como nadie) y los descartes de Mejri (qué pena de jugador) y el jugador anteriormente conocido como Bourousis, nos hemos quedado bastante cojos en  la parcela defensiva y en el puesto de pívot. Ayón tuvo una segunda mitad de temporada tremenda, pero es el único cinco con garantías y el abuso físico al que se le va a someter va a ser brutal. Además de ofensivamente, su capacidad para intimidar y ocupar mucho espacio es necesaria, no podemos perderlo en marzo porque no quede fuelle. Hay que fichar.

WILLY HERNANGÓMEZ: Tiene que crecer, por supuesto, pero ahora mismo no tiene nivel para un Real Madrid, y además su juego no encaja demasiado en el estilo que implantó Laso. Blandito y sobrepasado de momento, necesitará minutos que no sé si el equipo puede permitirse. Lo miro con preocupación.

La plantilla este año es más corta (ay Taylor, make my day) y ha perdido capacidad defensiva con las marchas de Slaughter y Rivers (que además era un exterior más en la rotación; jugadorazo -cómo lo vio Bob- cuya pérdida por temas de pasaporte es para darse cabezazos contra la pared). Vamos a sufrir estos primeros meses, y yo ficharía sin dudarlo. 10 fichas más dos jovencitos me parece algo ridículo a estos niveles, y tenemos la experiencia de hace dos temporadas, cuando hicimos el mejor baloncesto de Europa (más brillante aún que el del año pasado) y terminamos perdiendo liga y Euroliga. Tenemos demasiadas cuentas pendientes con la historia reciente como para desaprovechar la inercia favorable que nos hemos trabajado desde que llegó Laso.


viernes, 2 de octubre de 2015

La batalla de Pidna

Cuando Perseo, gracias a sus intrigas, consiguió acceder al trono de Macedonia en el año 179 a. C., la República de Roma supo que tenía un problema. El nuevo rey de los macedonios tenía ambiciones expansionistas sobre Tracia (territorio que ocupa lo que hoy sería el noreste de Grecia, el sur de Bulgaria y la parte europea de Turquía) y estaba obsesionado con honrar la tradición conquistadora del pasado glorioso de su pueblo, cuyo máximo icono era la figura de Alejando Magno. Así, comenzó una campaña de hostigamiento que culminó con el estallido de la Tercera Guerra Macedónica.

Después de muchas derrotas debidas a la torpeza de unos cuantos cónsules ineptos, la República de Roma nombró como cónsul a Lucio Emilio Paulo. Se trataba de un hombre cabal de 60 años, que había combatido en Hispania y con un marcado sentido del honor. En el 168 a. C. llegó a la base romana en Elpeo  y comprobó que las tropas se dividían en desmoralizados y ociosos. Durante esa primavera se esforzó en espabilarlos, y apenas llegó el verano, el 22 de junio, se las vio con Perseo en la batalla de Pidna.

Los macedonios no tenían el prestigio luchador de los romanos, algo realmente injusto. Avanzaban en perfecta formación de falange, con unas lanzas de 7 metros que hicieron retroceder a los legionarios. El empuje macedonio llevó a los soldados de LEP a los pies del monte Olocrus. Desesperados, tuvieron que continuar en su marcha atrás, obligados a subir de espaldas por aquellos pedregosos terrenos. La situación era desesperada cuando Salvio, uno de los comandantes romanos más astutos, se acercó al cónsul y le explicó que la solución pasaba por hacer de la necesidad virtud. Es decir, por usar el terreno a su favor.

Y en efecto, el accidentado escenario hizo que la perfecta formación en falange de los macedonios abriera unos pocos espacios. Lucio Emilio Paulo no lo dudó, y mandó a sus hombres a que se colaran en aquellos huecos y tiraran de espada corta de doble filo. La táctica fue un éxito. Perseo no daba crédito a lo que había sucedido. La escabechina macedonia fue terrible. 20.000 muertos en el bando macedonio, menos de 1.000 en el romano. Los combates aislados de cada legionario en su hueco decidieron la batalla de Pidna, y, como consecuencia, la Tercera Guerra Macedonia y el dominio romano en todo el Mediterráneo. Habían ganado los individuos frente al bloque, el talento adaptativo de la inspiración frente a la disciplina férrea del conjunto. 



Ojalá este domingo, en el Calderón, pase lo mismo.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Las ondas magufas

El Ayuntamiento de Vitoria ha aprobado por unanimidad una propuesta de Sumando Podemos (Sumando Mentiras debería llamarse la candidatura) para limitar las zonas con Wifi en espacio público y eliminarlas completamente en caso de que haya niños. El objetivo de "mejorar la salud de los ciudadanos" no tiene base científica alguna, lo que no ha impedido que TODOS los partidos del ayuntamiento (PP, PSOE, los podemitas, Irabazi, PNV y Bildu: no hay hecho diferencial en terrenos de estupidez y superstición) estén a favor de semejante majadería.

Todas estas corrientes anti-ondas se basan en mentiras y libros conspiranoicos (que arraigan en la abonada tierra del prejuicio del ignorante contra la tecnología; lo artificial ya puede mejorar nuestra calidad de vida exponencialmente, que siempre será sospechoso frente a "lo natural" o "las recetas de la abuela"), entre los que destacan los escritos por gente como Paul Brodeur. Este hombre lleva desde los ¿años setenta? haciendo el ridículo con sus textos antitecnológicos. En su momento protagonizó una campaña contra los hornos microondas alegando una supuesta radiación perniciosa por parte de las ondas del aparato que iba a destruir (sic) la salud de muchísimas personas.

Las radiaciones de alta energía (ionizantes) pueden causar mutaciones debido a su capacidad de romper los enlaces químicos, y por lo tanto pueden provocar cáncer. Pero como sabe cualquiera que haya estudiado Física en el bachillerato, la energía es directamente proporcional a la frecuencia y por lo tanto inversamente proporcional a la longitud de onda (para quien desee más profundidad, que busque un poco quién era Planck y qué investigaba). A menor longitud de onda, mayor frecuencia, y por tanto, mayor es la energía y la capacidad lesiva. Por tanto, la gran longitud de onda que tienen las ondas del microondas las hace inofensivas. Dio igual. Afortunadamente, la comodidad de calentarse un vaso de leche sin encender la hornilla pesó más que la truculencia de las mentiras.

Posteriormente, apoyado por un estudio sesgado, al tal Brodeur le dio por ir contra los cables de alta tensión. Decía que provocaban leucemia, y ese libro tuvo tanto éxito que en América una gran cantidad de atemorizados padres exigió a los colegios que tomaran medidas o cambiarían a sus hijos de centro. No importó que se realizaran estudios que investigaron a decenas de miles de trabajadores de empresas eléctricas en EEUU, Canadá o Francia que no obtuvieran ningún resultado de causalidad, el tipo había emponzoñado y tú difama que algo queda. Se siguieron realizando estudios para demostrar la falsedad de aquello, y el asunto llegó a publicarse en el New England Journal of Medicine (Gamper lo conocerá). Hay estimaciones de que los gobiernos han gastado 25.000 millones de dólares en estudios que apaguen la mecha que tan irresponsablemente encendieron este tipo y sus seguidores.

Cuando el equipo de Manuela Carmena quiso montar una página web de la Verdad (qué orwelliano suena, ¿no es cierto?) se le echaron encima. Puede que algunas mentiras sean inofensivas, pero lo cierto es que otras operan dañinamente en la realidad. No es lo mismo afirmar que Napoleón venció a Wellington que gritar "¡fuego!" en un cine lleno de gente. Ojalá algún día, en lugar de tener un Madrid libre de transgénicos o una Vitoria libre de Wifi, tengamos una España (¡una Europa!) libre de necios.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Goleada en Cornellá

El fútbol provoca situaciones curiosas, como que el día posterior a la Diada Cristiano Ronaldo salga a hombros de Barcelona. El espectáculo hubiese resultado más fuerte en el Camp Nou, no cabe duda ("El Real Madrid es una máquina de fabricar independentistas", mi generosidad le hubiera ahorrado el trabajo al redactor de (la Van)guardia), pero también en la curva de los radicales del Espanyol había esteladas blanquiazules. Al lado, por cierto, de alguna rojigualda. Al fin y al cabo, la estulticia emotiva es transversal.

Cinco goles como cinco soles, y aún se enfadó el portugués cuando erró el séptimo tanto a escasos minutos del final (Benítez pensó que mejor no meneallo, y el librillo de las rotaciones quedó para mejor ocasión de lectura). Hay una corriente de madridistas que abogan por venderlo, y quizá tengan razón, pero a mí me educaron para no levantarme de la mesa hasta haber apurado el plato (consejo que llevé a otros ámbitos de mi vida, como el de las mujeres). Que Cristiano no vaya a pasar de los 50 goles esta temporada es sólo una opinión, de momento más audaz que obvia.

El equipo españolista fue más blando que una mierda de pavo (premio a quien me adivine al autor de esta metáfora, a ver si hay huevos esta vez, Azteca), hay que reconocerlo, pero los deméritos rivales no impiden disfrutar con los arrastres en corto de Modric, las arrancadas de Carvajal, el descaro de Luquitas Vázquez o los bombones de Benzemá. Disfrutar del camino, lo llaman en los sobres de azúcar. El partido se acabó mucho antes, con el 0-2. Qué bueno que regresó la liga.

domingo, 23 de agosto de 2015

Debut ramplón

Sólo he visto la segunda parte, de modo que mis opiniones, que valen de poco normalmente, imaginaos en esta ocasión.

KEYLOR: Sin trabajo.

DANILO: Buena actitud, malos centros. No me parece un lateral por el que pagar 40 kilos (sí, ya, ya, hay que darle tiempo, por supuesto). No es que no llegue al nivel de Marcelo, no llega al del Carvajal del año pasado (quien tampoco era un centrador excelso, dicho sea de paso).

RAMOS: Imperial en el corte y la anticipación. Por lo escuchado, en la primera parte sufrió más. 

VARANE: Bien, sin complicarse.

MARCELO: Es muy bueno. Falló una de cabeza a puerta vacía, pero aporta tantísimo en ataque que criticarle en esta faceta es snobismo.

KROSS: Flojo. Tiene limpieza en la salida de balón, pero pocas responsabilidades y lo he notado más espeso que preciso. No está en forma.

MODRIC: El mejor mediocampista del Madrid. Un espectáculo verlo en cada acción. Una simple transición suya hace que me ponga de buen humor. Hoy no pudo dar la solución al partido, pero que no nos falte nunca.

JESÉ: No le vi apenas. Tiene pinta de que su encuentro fue anodino.

ISCO: Hoy no tuvo su día.

CRISTIANO: Mejor de delantero centro. Falló alguna clara y tuvo algún tirazo espectacular. Menos rendimiento del que puede y debe dar. Le hicieron un penalti, eso sí.

BALE: Una broma. No discuto que no juegue en su mejor puesto (que es... ¿cuál?), pero los fallos en los controles, la incapacidad para dar un pase corto de manera veloz y precisa, la pierna derecha inexistente... Hizo una filigrana y mil errores. Me parece un mal futbolista, con unas posibilidades individuales muy grandes, pero un mal futbolista.

JAMES: El mejor cambio. Sus disparos pecaron de inocencia pero le dio otro aire al Real Madrid. El mayor error de Benítez fue dejarlo en el banquillo.

KOVACIC y CARVAJAL: Sin comentarios.



domingo, 2 de agosto de 2015

Cuba, Ahora Madrid y los transgénicos

Múltiples sandeces se han dicho sobre el gobierno municipal de Ahora Madrid, que no ha tenido una semana de relax desde que Carmena tomara posesión. El escándalo de los tuits del tal Zapata, la absurda polémica sobre la inconveniencia de una página web que dé las versiones oficiales del ayuntamiento o las tetas de Rita Maestre, todo un batiburrillo de asuntos con los que atizar a la izquierda en el poder. Y sin embargo, cosas veredes, se obvia el aspecto más criticable de su gestión. Hablo, cómo no, de la superstición que muestra la coalición hacia la ciencia, y, más concretamente, hacia los transgénicos.

La decisión de considerar Madrid como municipio libre de transgénicos, además de constituir un brindis al sol imposible (¿van a prohibir la insulina que mantiene vivos a los diabéticos?), demuestra una ignorancia supina. Aún no he encontrado entre la gente que milita en partidos de izquierdas argumentos distintos a estas tres categorías: 1) Afectan negativamente a la salud (¡Falso! ¡Los alimentos que más controles de seguridad han superado son transgénicos! Los criterios científicos niegan esa desconfianza supersticiosa), 2) Monsanto tiene el monopolio (además de incierto, se trata de un “manzanas traigo” de manual; ¿alguien defendería prohibir la electricidad porque existe un oligopolio en su distribución en España?), 3) Su impacto en los ecosistemas es negativo (único argumento racional, que desde luego es matizable pero que da pie a discusión racional. Lo que obvian los “hijos de la naturaleza” es que las contaminaciones también se producen con las variedades naturales desde hace mucho tiempo y que, en el caso de los transgénicos, los científicos trabajan y mejoran cada día).

El partido Ahora Madrid quizá debería hacerle caso a sus detractores e irse a Cuba a dar un paseo. No para “avergonzarse de los horrores del socialismo” como dirían Tertsch o Isabel San Sebastián, sino para aprender un poquito del tema que nos ocupa.

Hace más de 20 años el gobierno cubano comenzó el estudio de los transgénicos para aumentar y mejorar la producción alimentaria. Cuba tiene un clima privilegiado para el cultivo, pero el hecho de que el Estado mantuviera ocioso el 50% de la tierra cultivable convertía al país en una máquina de importar alimentos, con el coste correspondiente, muy lesivo para una economía tan maltrecha desde la caída soviética.  De modo que los científicos cubanos (con colaboraciones con el exterior) se pusieron manos a la obra. En 2006, Raúl Castro declaró la producción de alimentos un elemento estratégico. En 2009, la revista Nature publicaba que Cuba había conseguido desarrollar su propia variedad de maíz transgénico (FR-Bt1), y el gobierno concedió a los científicos unos terrenos para su cultivo. En 2014 se descubrió que este maíz presentaba problemas a la hora de resistencia a las plagas, frenando un poco la velocidad de los avances que se estaban produciendo. Algo que subraya dos cosas: el preciso análisis que se efectúa en este tipo de investigaciones y que para progresar… ¡hay que probar, no vale decir NO a todo mientras te santiguas abrazado al rosario! Los cubanos lo tienen claro: la tecnología es algo extraordinario para solucionar problemas, así que desarrollémosla nosotros primero antes de que nos la vendan.


La izquierda ya ha entregado a la derecha muchas cosas en su larga historia de derrotas. Las palabras patria o libertad ya no le pertenecen, por ejemplo. Que no ocurra lo mismo con la tecnología.

jueves, 23 de julio de 2015

Pasiones

De todo el debate que se ha formado con el Barcelona y el posicionamiento político que debería tomar o no, sólo puedo alegrarme de ser aficionado de un equipo al margen de todo eso.

Ya lo dice el nuevo himno. Hala Madrid y nada más. Afortunadamente.

domingo, 12 de julio de 2015

Krahe

Resulta necesario modificar el contenido del post. Hoy España debería estar de luto, y por supuesto este bar lo está: ha muerto Javier Krahe.

El talento frívolo, la ironía y la sutileza encarnados en una enjuta figura que fue siempre a lo suyo, culmen de la independencia. No le importó importunar, y sus buenos problemas se buscó, pero jamás se refugió en el papel de provocador profesional. Hizo lo que quiso, cuando quiso y como quiso, y lo hizo genial. Consiguió divertir y conmover con algo tan insignificante como la palabra. Además de la precisión retórica, base de su arte (nunca cayó en el mal gusto ni la chocarrería, sus dardos sólo contenían elevadísimas dosis de puro ingenio), dominaba el ritmo y la musicalidad. Su humilde apariencia no podía esconder su destreza. Sus canciones mejoraron mis días siempre que las escuché.

No todo va a ser llorar, pero hoy sí.

Hasta siempre.

jueves, 25 de junio de 2015

Finales ACB 2014-15

El Real Madrid completó ayer un año histórico. Supercopa, Copa del Rey, Euroliga y Liga ACB, además de ganar en todas las categorías inferiores, deja la 2014-15 como la temporada más exitosa de una entidad plagada de éxitos. Como hemos dicho otras veces, la línea que separa el éxito del fracaso es delgada, el azar cuenta y no se puede controlar, y probablemente hemos tenido de cara todo lo que el año pasado se nos negó. Pero me parece indudable que hemos sido el mejor equipo. Porque eso ha sido siempre el Madrid, puede que no la mejor plantilla, pero siempre el mejor equipo.

Todas las decisiones han llevado hasta aquí, desde la continuidad de Laso (caídos sus ayudantes, este año han aparecido cositas nuevas muy atractivas), las incorporaciones de secundarios que han tenido un papel capital (Maciulis y Rivers), la ficha número trece en forma de regalo de México, el carácter del Chapu (entiendo que a Perezoso pudiera parecerle grosera la celebración del triple), la no marcha de Slaughter cuando tenía un pie fuera en diciembre... Si observamos los MVPs de las distintas competiciones y de las finales de éstas, vemos que incluyen muchos nombres: Rudy, Reyes, Llull, Chacho, Nocioni... Muy significativa esa alternancia de brillantez.

En estas finales, el Madrid ha jugado con una autoridad propia de otros tiempos. El primer partido lo ganó al trantrán, pisando levemente el acelerador cuando hubo alguna tímida duda. El segundo lo resolvió por la vía rápida, sin dejar concesión alguna. Y ayer no quiso alargar la serie con un encuentro más que serio en el Palau. La brecha se abrió en el segundo cuarto, y sólo una excesiva relajación permitió al Barcelona remontar con dos triples de Abrines. Rápidamente neutralizados, en el ánimo por un triple de Sergio Rodríguez desde casi el centro del campo, y en la cancha por una exhibición exterior en el último cuarto, con canasta ganadora de Carroll para sellar el partido, el título y la temporada. Pascual intentó jugar defensas muy presionantes de varios jugadores contra Llull y Rudy (mermado en la espalda, una vez más), y en cierta medida consiguió pseudoneutralizarlos, pero eso conllevaba dejar demasiados espacios y los demás lo castigaron a muerte,

LLULL: Se ha destapado como base esta temporada. A su ritmo  y explosividad le ha unido un acierto y una serenidad para dirigir el juego a un nivel que nunca pensé que llegaría. No sé cómo le irá en la NBA (muchos lo dan por hecho, 7 millones al año son mucha tela), pero en Europa ya sí ha llegado a codearse con los mejores del continente y mirarlos, como mínimo, de igual a igual.

RODRÍGUEZ: Sin llegar a la magia del año pasado, su rendimiento ha sido muy bueno, pese a partidos infumables. Ha perdido piernas y el tiroides le afectó a principio de temporada, pero la responsabilidad que asume cuando el balón quema es de jugador de categoría. Y claro, si está en forma e inspirado, es imparable.

CAMPAZZO: Le ha venido muy grande el Madrid. Como tercer base es totalmente distinto a Draper, y el americano nos daba mucho más.

CARROLL: De menos a más en la temporada, ha terminado en un buen estado físico (algo que nos ha sorprendido gratamente a algunos) y siendo decisivo con su aporte en momentos clave. En la final de la Euroliga y contra el Barcelona metió los tiros que tenía que meter para tranquilizar al equipo. Se genera más canastas a partir del bote (ha entrenado esa carencia, como gran profesional que es nuestro mormón) y Oleson ya no puede anularlo como antaño. Su estilo vistoso de triplista asesino lo une mucho a la afición.

RIVERS: Uno de los tapados. Guante de seda en la zurda si tiene el día, y aporte increíble en defensa frente a rivales a priori mucho más potentes. Thomas soñará con él, pero no sólo ha dejado su tarjeta de visita en el Palau, sino contra los más grandes rivales europeos. Ha mejorado a Darden. Y pensar que estaba en la liga de desarrollo americana... Grandísimo acierto de los gestores.

RUDY: Estelar, simplemente estelar, los dos meses que su espalda lo dejó en paz. Más oscura su aportación cuando está renqueante. En defensa es top, puede secar a cualquiera merced a su rapidez y agilidad y su atención a la hora de defender en individual. Ha perdido confianza en el tiro y penetra menos de lo que sus capacidades atléticas deberían permitirle por la situación renqueante mencionada antes. Uno de los pilares que nos da el salto de calidad.

MACIULIS: Su aporte en defensa es extraordinario, más cómo juega al poste y su nada reprochable mano en el tiro, lo convierten en un jugador de recursos que nos ha dado vida en muchas ocasiones. Ni una queja, además, de su rol secundario.

NOCIONI: El alma del equipo. Ha sostenido el conjunto cuando más han flaqueado las piernas (recuerdo la final de Copa, la final de la Euroliga...). Es un extraordinario jugador, al que se le suma un arrojo y una ambición poco vistas antes. Con 35 años ha demostrado más hambre y más ganas que todos sus compañeros, que no son indolente precisamente. Tapones, rebotes capturados a dos metros del suelo, penetraciones recibiendo palos, triples en el momento decisivo... Jamás se esconde. Una personalidad arrolladora.

REYES: Gran temporada del capitán, que lideró al equipo cuando más irregular se mostraba, en la primera parte de la temporada. Dio un paso al frente junto a Nocioni para tapar la baja de Mirotic y su valentía va acompañada cada año de una mejora en un aspecto concreto del juego. Nada queda ya de aquel Felipe fallón, incapaz de meter los tiros libres, que sumaba exclusivamente a partir de un dominio del rebote. Ahora es mucho más completo, y, conociendo su rol, puede renovar año a año sin problemas.

SLAUGHTER: Hubo un momento en que se vio fuera, por su plaza de extracomunitario. Conseguir el pasaporte, añadido al bajo rendimiento de sus competidores en la posición de pívot, le hizo entrar de nuevo en la dinámica del equipo. Todo un acierto. Sube el nivel defensivo de manera importante, y contagia a sus compañeros. Ayer jugó un gran partido, tapones incluidos, y su defensa a los exteriores le resulta muy útil a Laso.

AYÓN: Tardó tiempo en adaptarse, separación de la mujer mediante, pero es un pívot que encaja perfectamente en el estilo del Real Madrid. Muy rápido, le permite controlar grandes espacios y acudir en ayudas (eso le provocó algún problema de sobrecarga de faltas, pues tardó en medir lo que podía y no podía hacer en ACB). Tiene una gran visión de juego y un pase que aún se puede aprovechar mucho más. Por supuesto aporta intimidación y sus buenos puntos, sin ser dominante en ese aspecto. Fichaje fundamental.

MEJRI: Incapaz de controlar su temperamento y contener sus errores. Una pena, porque su altura y su fuerza podrían hacerlo determinante en Europa, pero no es nada fiable. Probablemente salga del equipo.

BOUROUSIS: Un exjugador. Otra decepción. El Madrid se ha sobrepuesto a un nivel paupérrimo de sus pívots. Las trece fichas, menos mal.

DONCIC: El futuro, pero habrá que cuidarlo. Hay que dejar de compararlo con Petrovic y sandeces varias. Es muy bueno pero tiene mucho que aprender. Laso hizo una gran gestión de la parte final de Mirotic (Messina también tiene su mérito en este caso), y debería repetirse en este caso.

miércoles, 10 de junio de 2015

El Cisne Negro

En el año 2007, el ensayista e investigador libanés Nassim Nicholas Taleb publicó un libro interesantísimo que trataba el concepto de Cisne negro. Esta expresión tiene su origen en el poeta latino Juvenal: rara avis in terris nigroque simillima cygno, que viene a significar algo así como "un ave rara en la tierra, y parecida a un cisne negro. Sin embargo, la interpretación de Taleb es más jugosa que una mera metáfora.

La idea principal alrededor de la que gira todo el ensayo de Taleb se resume fácilmente: los seres humanos subestimamos el papel del azar en los sucesos que ocurren y sobrestimamos nuestra capacidad de control. A lo largo de los capítulos, va enumerando una serie de acontecimientos como ejemplos de cisnes negros: Internet, la I Guerra Mundial, el 11 de septiembre, el funcionamiento de las bolsas financieras y de la banca… La categorización de un suceso como un cisne negro la explicó de manera más precisa el propio autor en una entrevista en el New York Times:

            Lo que aquí llamamos un Cisne Negro (y con mayúscula) es un evento con los tres atributos siguientes. En primer lugar, es un caso atípico, ya que se encuentra fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que puede apuntar de manera convincente a su posibilidad. En segundo lugar, conlleva a un impacto extremo. En tercer lugar, a pesar de su condición de rareza, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones de su presencia después de los hechos, por lo que es explicable y predecible.


Es decir, un evento se considera un cisne negro cuando:

      a) El evento es una sorpresa para el espectador
      b) El evento tiene un gran impacto
    c) Una vez ocurrido, el evento se racionaliza en retrospectiva, como si pudiera haber sido esperado (“cómo no lo vi venir” es uno de los mayores imposibles con los que nos fustigamos, pero ya se sabe que a toro pasado…)

Creo que no erramos al considerar el funesto triplete barcelonista como el más reciente Cisne Negro que ha habido en nuestro país. Nadie se lo esperaba, nos ha dejado un gran impacto (ay), y ahora todo son proyecciones retrospectivas acerca de lo bien que rotó Luis Enrique, la categoría indiscutible (discutida hasta anteayer) de Messi y los benéficos efectos de la autogestión del vestuario. Olvidando de manera injusta los múltiples detalles que limpian o ensucian el camino, que incluyen lesiones en partidos intrascendentes, rupturas con modelos rusas, premios dorados al rival que despiertan de su autocomplacencia a egos dormidos, el larguero de la portería del fondo sur de Turín o una canción de Kevin Roldán.



Taleb concluye su obra subrayando la incapacidad que tenemos para predecir un Cisne Negro, a la vez que afirma que esta circunstancia no ha de empujarnos hacia el cinismo o la inacción, sino que debe servir de acicate para construirnos un carácter firme y una actitud estoica que nos aleje del desconsuelo. Parece entonces sensato dejar de martirizarnos con las cosas que no podemos controlar y centrarnos en aquellas que sí dependen de nosotros. Porque, si se trabaja bien, quién sabe si el año que viene el cisne vendrá para posarse, por ejemplo, como hace trece meses, lentamente y muy a última hora, en la cabeza de Sergio Ramos.



domingo, 31 de mayo de 2015

A vueltas con el pito

Sé que mi posición es minoritaria (un saludo, Nolte), pero no siento en absoluto enfado por los silbidos de anoche al himno de España. No me alteré lo más mínimo, sólo quería que empezara el partido. Aún diré más, si terminaran sancionando a quien pitó (algunos dicen que con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana cabe la posibilidad de que alguien presente denuncia) me parecería un acto profundamente liberticida y tremendamente bochornoso. Y, sobre todo, desalentador. Y digo desalentador porque acabaría con la superioridad que tiene el Estado español sobre los nacionalismos periféricos. La defensa de la pitada al himno adquiere, pues, un carácter racional y enfatiza el nivel de autoridad moral de la razón frente a las pasiones.

En el año 89, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos de América defendió la constitucionalidad de la quema de banderas del país. Y lo hizo especificando que aquel trapo también acogía a quienes pretendían pervertirlo, en señal de no acatamiento. La libertad no se puede quemar, y el valor de la libertad está por encima de los símbolos. Esta posición, ya digo, ofrece una superioridad moral apabullante, retratando a cada uno, y al mismo tiempo marca las diferencias entre las diversas "naciones". Entre aquellas que son sólo depósitos de sentimentalidad y aquellas que trabajan en el ámbito de la ley. A nadie se le ocurriría silbar el himno vasco o el catalán, porque esas melodías únicamente reflejan meros sentimientos, y no un entramado institucional racional que los rubrique. Cada vez que los nacionalistas periféricos silban libremente el himno español y nadie se lo impide ni los sanciona, están subrayando su inferioridad de condición. La inferioridad frente a un Estado que, sabiéndose tal, está obligado a amparar la libertad de expresión y la diferencia. 


viernes, 22 de mayo de 2015

El día en que volvimos

Cuando un halo de luz entra en el calabozo, me arrebujo en el jergón de tela que me sirve de manta. Dos aguerridos carceleros se aproximan, la expresión pétrea y las llaves tintineando, y me incorporan de un modo poco sutil. Me sacan a patadas al pasillo y caminamos por un lóbrego corredor hasta llegar unas escaleras. Conozco el camino y sé lo que me espera, pero es inútil resistirse. Una vez en la sala de torturas, me atan a los grilletes que cuelgan del techo y el más corpulento de mis captores empuña el látigo con una sonrisa cruel. ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! ¡ZAS! Ocho silbidos, ocho gritos, ocho carcajadas. Ocho mensajes que me recuerdan quién soy y cuáles son mis límites. Veinte años así, hago el recuento mientras vuelvo a mi celda.


...


Estamos en el tercer cuarto. El Madrid se ha logrado despegar en el marcador de la bestia de cabezas infinitas merced a la fulgurante salida de Nocioni, el oficio y el acierto de Maciulis y las adrenalínicas carreras de Llull. Pero los griegos se palpan la ropa y se remangan. Un parcial de 12-0 da la vuelta al electrónico hasta un 40-41. Los nervios atenazan a todo el banquillo madridista, y Rodolfo es un flan. Ni Reyes ni Ayón ni el supuestamente hipermotivado Bourousis (te luciste, Iturriaga), ni Chacho siquiera. Nadie parece contar con la confianza suficiente.

Entonces aparece el mormón. En dos ocasiones está a punto de trastabillarse con el bote, sempiterno problema de su técnica como jugador, pero en ambas se repone y lanza. También lo hará una tercera, esta vez de forma más limpia. Y, en estado de gracia, a pesar del punteo, el aro es una piscina para Jaycee Carroll.


...


Dolorido en el camastro, me despiertan unos ruidos en la pared. Al principio creo que es mi imaginación, pero de repente una arenilla me toca la nariz. Escucho varios crujidos, y me levanto de un salto justo a tiempo. Una de las piedras que conforman la pared cae aplastando mi cama, y mis ojos se abren como platos al contemplar cómo una huesuda figura se arrastra al interior de mi celda. Se trata de un anciano de larga barba que parece tan asombrado como yo.

-No puede ser... Si estaba seguro de mis cálculos... No puede ser... Doce, doce años... Cavando ese túnel.


...


El partido va transcurriendo, y aunque el Olympiacos no termina de despegarse como un chicle a la suela, el equipo madridista ha cogido ritmo anotador. Los Sergios han entrado en el partido, el tirón de Carroll ha abierto hueco y Andrés Nocioni pone su veteranía y su mala leche al servicio de todos, tapando cada hueco que atisba. Slaughter juega muchos minutos, pero sube el nivel defensivo y hasta se permite un gancho de bandera. El rebote se controla tanto ofensiva como defensivamente, y las faltas de Ayón y Reyes son una mera anécdota. La afición canta y a mí se me caen dos lágrimas...


...


El anciano acepta mi consuelo, y me cuenta su historia. A él le daban nueve latigazos, en vez de ocho. Durante doce años. Su condena acabó en mayo del año pasado, pero tantos golpes lo dejaron desorientado de por vida. Incapaz de vivir fuera de allí, había aceptado quedarse en la celda, con su jergón y con un mohoso plato de eliminatorias perdidas. Un año después, su vida transcurría como si su amnistía jamás hubiera sucedido.

Horrorizado, me incorporo y me digo que eso no ha de pasarme a mí. En ese instante, se escuchan unos pasos y la puerta vuelve a abrirse. La habitación se inunda de una blanca luz y caigo de rodillas ante el rostro que aparece. Por fin. Estoy salvado. 



viernes, 15 de mayo de 2015

Final Four 2015

No tengo mucho tiempo, pero lo prometido es deuda.

FENERBAHÇE ULKER: El conjunto más novato con el entrenador más experimentado (8 Euroligas en el saco de Obradovic). Tres amenazas fundamentales de un equipo que llega muy en forma: Goudelock, el escolta talentoso, Bjelica, el pívot que supera a todos los nuestros y que puede castigar nuestro déficit de rebote y Vesely, jugador para el que debemos tener a tono al mejor Ayón. Su juego interior es su principal arma, y nos costará cerrarlo, pero si lo conseguimos tendremos mucho ganado. Obradovic tratará de aleccionar a Zisis para que controle el ritmo, mas creo que vamos a poder correr si estamos mínimamente finos. El rebote será clave. Mañana a las 20:45.

OLYMPIACOS: Están peor que otros años... Han perdido calidad... Ya no es lo de antes... ¡Pum! Se pasaron por la piedra al Barça y están de nuevo en la FF (han ganado dos de las últimas tres; a nosotros en 2013 nos remontaron 17 ptos de ventaja para acabar metiéndonos la friolera de 100). Spanoulis y su defensa como marcas reconocibles, aunque yo me quedo con el aporte de ese jugador genial que es Printezis (la canasta o el triple decisivo, de darse la situación, lo va a meter él, acordaos). Dunston es un defensor increíble (otro al que sufrimos en aquella infausta jornada en Londres),  y Mantzaris está tirando muy bien esta temporada, pero reitero que el problema es el bloque. Un conjunto espartano con el que hay que mear sangre. Y sin embargo...

CSKA MOSCÚ: ...y sin embargo yo creo que los griegos no llegan a la final porque los rusos se los cargan. Este equipo (potencia del baloncesto europeo, con sus ¡40! millones de presupuesto) está gafado, dicen algunos, porque a pesar de ser el favorito siempre y en todo lugar, tiene una capacidad asombrosa para dispararse en el pie. No obstante, para mí esta vez puede ser, ay, la vencida. No sólo porque AK-47 Kirilenko (19 ptos de promedio, ejem) está ante, probablemente, su última oportunidad de ganar la ansiada Euroliga que se le escapó siempre, sino porque el resto de "secundarios" han aprendido más que de sobra la lección. Son el equipo más completo. En los hombres bajo el aro tienen a dos perros de presa que se comen a los nuestros, como Kaun y Hines, y la galería de tiradores incluye a De Colo (cómo defiende, el tío), Fridzon, Nichols... El único punto en contra es la situación de Khryapa, lesionado casi todo el año que a saber cómo se reengancha. Por otro lado, Curiosamente, Teodosic, que es uno de sus más conocidos jugadores, a mí me parece irregular y débil mentalmente (si bien es cierto que si tiene el día te echa él solo con alguna genialidad, que se lo digan a Scariolo), mientras que ese monstruo llamado Weems (Rudy, es tu hora) me produce pesadillas.

En definitiva y resumiendo, la lógica dice que el CSKA jugará la final contra el Real Madrid (que, ojo, tendrá un partido apretadísimo contra Fenerbahçe), y probablemente la ganará. En cualquier caso, si algún escenario puede ser testigo de la machada, ése ha de ser, sin duda, el palacio.

Que vuele el balón.

martes, 5 de mayo de 2015

Una jornada para olvidar

El día en que se mostraban los papeles que demuestran que el partido en el gobierno llevó una contabilidad B desde su fundación. El día en que Pablo Iglesias planteó 215 medidas hechas desde la gente y para la gente pero sin la gente. El día en que las batallas navales estuvieron más cerca de la capital que más burlas ha recibido por no tener playa. El día en que Susanita no encontró ninguno de sus ratones chiquitines, ni siquiera el que se parece a Joe Rígoli y va de naranja. El día en que cientos de niñas fueron liberadas de los terroristas de Boko Haram, para comprobar que muchas de ellas llevaban la semilla del diablo en su interior. El día en que murió un icono generacional, retratador y retrato a la vez de lo que algunos llaman el régimen del 78. 

Un mal día, en definitiva. Que, sin embargo, tenía la oportunidad de ser redimido con un buen papel del Madrid, tantas y tantas veces único bastión de Occidente. Con ese ánimo miles de madridistas nos sentamos al partido. Pero se puso el sol y vino la noche.

La noche en que el as táctico que Carlo se había sacado de su italiana manga, naufragó miserablemente en una espiral de errores. La noche en que el defensa joven más sereno de la historia del río Deûle homenajeó a Flanín el niño. La noche en que a esa cabra loca, todo alegría y buenos ratos, símbolo del madridismo ligero y faldicorto, se le olvidó la canción del ABC que uno que se le parecía mucho cantaba con sus hermanos. La noche en que al lateral derecho se le cayó la uve de su apellido al suelo e hizo honor a la palabra que le quedó. La noche en que el expreso no llegó ni a Talgo, y si el excel de Ciutadans dice que el AVE no renta, pues no hay más que echar cuentas. La noche en que, una vez más, un desterrado, junto con un indio apache y cuatro más, fueron infranqueable muralla y preciso puño. La noche en que el sueño de la Undécima quedó arrinconado en la casposa habitación de las remontadas que sí, que son posibles, pero que luego casi nunca llegan. La noche que, por suerte, aún nos deja una buena noticia.

Porque, al menos, mañana será otro día.





viernes, 17 de abril de 2015

Cuartos de Final Euroliga 2015

La Euroliga es ese torneo al que los chiquicientos partidos que ofrece el sistema actual de competición le arrebatan prácticamente todo el interés, salvo para los cuatro yonkis que nos tragamos lo que nos echen tifando a nuestro equipo (¡no me habré comido yo eliminatorias de la antigua copa ULEB en algún streaming perdido!). Hasta abril. Nos hallamos en medio del fregao, así que no pierdo más tiempo. Hay algunas series que están ya decantadísimas, me descuido y se terminan antes de hacer el post.


CSKA MOSCÚ - PANATHINAIKOS

El gran favorito (a priori, pero que lleva más revolcones que nosotros los últimos años, a pesar de sus 41 M de napos de presupuesto) frente al hueso griego, así titularon todos los periodistas. ¡Quiá! Este Pana no está resultando rival para el ejército ruso. La serie lleva un contundente 2-0 a favor de los moscovitas (100-80 en el partido de esta noche), y no parece que vaya a revertirse la tendencia. Más allá de Kirilenko, tienen jugadores para hacernos mucho daño a nosotros en particular, como Weems. Caso de tener que vernos las caras más adelante, entraremos en más detalle.

FENERBAHÇE - MACCABI

Aquí está saltando la sorpresa, en mi opinión. A fuerza de ser la eterna promesa, el equipo de Obradovic constituía en sus propias carnes el cuento de Pedro y el lobo. Pero van 2-0 contra los macabeos, y hoy he visto el encuentro y lo cierto es que los israelíes han recibido cremita. Un conjunto más fiable de lo que parecía, con Goudelock, Erden y Bogdanovic tirando del carro (aunque, para qué vamos a engañarnos, es Obra el que obra el milagro, joorrrl). En cualquier caso, el Maccabi no ha dicho su última palabra. Confío en que haya desgaste.

BARCELONA - OLYMPIACOS

Con un equipo heleno como el de los últimos años, esta serie resultaría un insoportable dolor de muelas para los culés. Pero Spanoulis está mermado de verdad, y ayer la defensa (exhaustivamente preparada para él, jodido Maquiavelo Pascual) minimizó su actuación hasta niveles bajísimos. El FCB fue muy superior desde la defensa (un coñazo de partido, por cierto), y los griegos parecen en malas condiciones. Sin su líder están perdidos, a ver qué pasa mañana en la segunda jornada de la serie.

REAL MADRID - EFES PILSEN

Somos superiores, pero es un equipo muy peleón. Nosotros tenemos la inoportuna lesión de Rodolfo de cada año (ayer jugó, pero bastante mermado), y hemos comprobado que si nos confiamos, la agresividad y la encomiable voluntad de los turcos nos pueden hacer daño. Partidazo de Rivers y el mexicano (¡sí! ¡Éste sí es mi titán, cullons!), que no debería hacernos perder la concentración. Muy buena defensa al talento Heurtel, sin permitirle el tiro después del pick, gracias a unos muy concentrados Llull y Ayón. Hay que conseguir que tenga que tomar decisiones muy rápido, incomodarlo, porque si no nos puede hacer un lío. Aunque eso suponga dejar espacios por dentro. Lo peor del partido que ganamos ayer, la muestra de que Bourousis no está, y no sé si ya se le espera.

Que vuele el balón.

domingo, 5 de abril de 2015

It never rains in southern California

El estado de California ha impuesto medidas de restricción de agua por primera vez en su historia, debido a la terrible sequía que lleva asolando cuatro años aquella zona. Para entender la importancia de la situación, probablemente haya que contextualizar un poquito. California tiene 39 millones de habitantes, el peso de su economía es similar al de Italia y tiene una industria agrícola potentísima: produce el 80% de las almendras que se consumen (¡en el mundo entero!), y prácticamente la mitad de hortalizas y frutas de EEUU. Por lo tanto, las consecuencias de la sequía se antojan catastróficas.

La población echa la culpa a los agricultores, quienes se defienden alegando que estos años han tenido que hacer sacrificios. El gobernador demócrata del estado, Jerry Brown, ha implementado un paquete de medidas para reducir el consumo de agua un 20% (prohibir el regado diario de jardines con sanciones, regular el uso los pozos de agua subterránea, sustituir las plantas por especies xerófilas, que gastan menos, medidas contra restaurantes y hoteles, reducción del fracking a pesar de las pérdidas para la economía...). Por si fuera poco, se ha ido limitando la energía hidroeléctrica del estado por la escasez de agua, teniendo que acudir al carbón y al gas, con el consiguiente aumento de emisiones. Y las predicciones aseguran que la sequía irá a peor en los próximos años.

Las soluciones no son fáciles, pero probablemente pasen por una mayor restricción al uso y consumo y por una mejora de la tecnología desalinizadora (que tampoco es inocua medioambientalmente). El efecto que la escasez de agua tenga sobre el precio de los alimentos en América (¿y en el planeta?) aún no ha sido estimado. Al pobre Obama, ahora que, con una boyante economía, estaba centrado en reorientar (con gran valentía) la política exterior, se le abre un nuevo frente.


¿A qué viene esto, se me dirá? Hombre, nunca está de más actuar umbralianamente ("yo he venido a hablar de mi libro"), y más teniendo en cuenta el alquiler que os cobro. Por otro lado, no me sale ponerme optimista, pues esta mañana, que pintaba plácida con las victorias de los madridistas (9-1 al Granada y 74-80 en Zaragoza), termina con una lesión en la espalda de Rudy Fernández, justo en el tramo más importante de la temporada.

Y es que nunca llueve a gusto de todos, y en California y en el Real Madrid, menos.

https://www.youtube.com/watch?v=zWvWItYIG28

PD: grandes los comments, Piero

lunes, 23 de marzo de 2015

Luka

Su aterrizaje no fue plácido. Desconfianza porque lo trajo Mou, desconfianza porque no era español, desconfianza porque un mediapunta no sabría jugar de volante, desconfianza porque el centro del campo ha de pertenecer a aguerridos musculados. Cuarenta millones, cuarenta, qué barbaridad, con la que está cayendo, da igual que no llegara, pues con el Madrid y con el euro siempre se redondea al alza. Caro no, carísimo, alguien que no era ni mediocentro ni mediapunta sino todo lo contrario. Sobrevalorado y sobreestimado.

No hablaré de sus cualidades futbolísticas. No soy el más adecuado, aquí hay gente mucho más experta. Yo sólo sé que hace lo que quiere con la pelota. Juega en corto, en largo, con el interior y con el exterior, desborda con pase o con regate, carretea, finta o abre el juego, sale de la presión o presiona, solo o con compañeros. Mejora a todos los demás y crece cada vez que la toca. Y cuando llega a las inmediaciones del área, ay, ojalá fuera menos tímido. Ataca y defiende y defiende y ataca. 

Modric es, ante todo, un futbolista digno de ese calificativo.

martes, 10 de marzo de 2015

Días de asueto

No tiene que ver con el bochornoso partido de esta noche en el Bernabéu, pero mañana salgo de España (en un avión de Ryanair, virgencita virgencita) a unas merecidas vacaciones primaverales. Son pocos días, pero me vendrá bien desconectar entre tanto trabajo y este Madrid que me está tocando la moral. Como soy casero responsable, actualizo entrada antes de marcharme. Aunque si no vuelvo en 5 ó 6 lunas, preocupaos.

Del encuentro de esta noche, poco que decir. Un bochorno que parecía se iba a equilibrar con la entrada de Modric y acabaría en empate. Pero llegó el 3-4 y el Madrid se acojonó de mala manera. Fútbol madridista no vimos, sólo malas defensas ante los ataques rivales, una patética actuación del portero, delanteros que no bajaban, broncas entre jugadores (lo de Cristiano y Arbeloa no lo han repetido, pero me gustaría verlo bien), equipo partido... En fin, horrible. 

Confiemos en que sirva de catarsis de una vez.

Nos leemos pronto.

domingo, 1 de marzo de 2015

28-F

Ayer abundaron las palmaditas autocomplacientes identitarias. El 12-O y el 28-F, los "mejores" días del año para servidor. No hay donde esconderse ya, me temo. En estos tiempos de viralidad y redes sociales, dejar la autosatisfecha cagarruta es más barato que nunca. Por otro lado, leyendo las nostálgicas reflexiones de la gente de mi quinta, se diría que la nación andaluza nació en un bote de aceitunas en el patio del recreo. No hizo falta ni el millón de pesetas que pedía Julio Camba para Getafe. En el otro extremo, qué decir. Los que reniegan de la camiseta del Betis son los del rizo engominado, únicamente por incapaces de ser infieles a la rojigualda.

Bueno, pues si hay que asumir pasionalmente una identidad colectiva (sic), sea. He aquí la idea por la que más vinculación afectuosa puedo llegar a sentir. Y sí, afectuosa. No patriótica.




viernes, 20 de febrero de 2015

Copa del Rey de Baloncesto 2015

Vamos con un poco de retraso, ayer se jugó la primera jornada.

BARCELONA: Eliminaron al Valencia en un partido muy atractivo para el espectador. El equipo taronja le echó mucha casta (no son los del año pasado, para su desgracia) y pelearon hasta el final. De no haber sido por los pertinaces errores de ese tarugo que fue Pau Ribas en la noche de ayer, quizá hubieran logrado dar la sorpresa. El Barcelona no estuvo especialmente fino en el juego colectivo, pero su porcentaje en triples fue tan brutal que dio igual. Hezonja ha terminado tirando la puerta abajo (no entendí nunca cómo Maquiavelo Pascual no le dio la alternativa antes), y junto a Abrines forman una pareja joven de otro nivel, lo suficientemente desequilibrante como para hacer olvidar a este decadente Juan Carlos Navarro. Aunque quieran ir de tapados, para mí son los favoritos, merced a los ardides del que se sienta en el banquillo.

UNICAJA: El líder de la liga ha dado la impresión de llegar a esta cita con la lengua fuera. Puede que sean ciclos de forma, pero ayer no mostraron la solvencia que se les atribuye. El equipo de nuestro califa sufrió más de la cuenta para derrotar a un Bilbao que tampoco fue nada del otro mundo. Ahora se las verá en semifinales con el coco blaugrana, y no les arriendo la ganancia para nada. Tendrán que fiarlo a las buenas defensas que plantee Plaza, a la inspiración y acierto de Granger y Toolson y al partido que hagan Kuzminskas y Vázquez.

GRAN  CANARIA - JOVENTUT: El partidazo de estos cuartos. El anfitrión contra el equipo revelación de esta temporada. Si bien es cierto que los catalanes han bajado un poco el pistón respecto a su fulgurante arranque de temporada, están en su mejor momento de forma desde los tiempos de Rudy y Rubio. Por su parte, los canarios tienen el factor cancha, la motivación y a Tavárez. Imperdible.

REAL MADRID: Todo lo que no sea ganar claramente esta tarde al Zaragoza (equipo con cierta facilidad anotadora, pero claramente inferior) será una sorpresa mayúscula. Finalmente Mejri agotó la paciencia de Laso, y el técnico vitoriano, aprovechando el estreno de pasaporte de Slaughter, lo ha escogido a él antes que al tunecino. Viendo lo que aporta en los duelos de Euroliga, estoy muy de acuerdo con nuestro entrenador. Por otro lado, el Chacho está en un buen momento de forma, y venimos con ganas de revalidar título. Ojalá lo vean estos ojitos que se han de comer la tierra.


martes, 10 de febrero de 2015

Atardecer

El Madrid está acostumbrado a resistir y a renacer de los atardeceres más lánguidos.

Mientras sale el sol, se puede aprovechar para disfrutar lo que se nos brinda.





domingo, 1 de febrero de 2015

Karim

En esta vida hay ámbitos en los que la discusión se vuelve inevitablemente enconada. La política, la religión, la libertad de expresión o la óptima forma de los senos femeninos son temas que han puesto a prueba las amistades más arraigadas. En el seno del madridismo, tierra fecunda para la polémica (característica que, aun resultando a veces perjudicial, a mi juicio supone una gran virtud; jamás sería yo aficionado unanimista o seguidor de un "equipo del pueblo", de esos de discurso predeterminado y Boletín Oficial), hay un debate por encima de todos, y del que nadie puede escapar.


El gato.


Desde dandy exquisito a mingafría insoportable, el abanico de grises (metáfora de color oportuno, ¿acaso Karim no es un paisaje nublado, demasiado precioso para no admirarlo y demasiado frío para ir a pasear o navegar?) es tan amplio que incluye todas las posiciones, algo así como Podemos hecho futbolista. A la gente como yo, que tiene a la duda como pilar central de su actitud intelectual, era previsible que nos aportara sensaciones encontradas, y lo amáramos y nos hastiara en ráfagas cíclicas. Finalmente, su inconmensurable talento, su generosa capacidad de asociación y, por qué no decirlo, cierto encanto que desprende su aire melancólico, me colocaron a bordo de su velero. No hará ni dos años que saqué el ticket definitivo. 

¿Finiquita esto el debate? Nada más lejos. Contra lo que dice nuestro Califa, yo no quiero una sociedad donde cualquiera pueda ser presidente de Gobierno, óyeme Sonsoles, sino una en la que la gente tenga la madurez suficiente para escuchar a los que saben, tratando de mejorar el criterio propio a la hora de elegir y hasta de opinar. Como mi mundo es el literario, y el fútbol es frivolidad, perdonarán vuesas mercedes que los sabios a los que he pedido opinión de Karim lo sean en otras disciplinas. En todo caso, apreciaréis que Benzemá se identifica, efectivamente, en todas y cada una de las respuestas.

"Existe mucha diferencia entre vivir con sencillez y con descuido"
Séneca

"La técnica es el esfuerzo para ahorrar esfuerzo"
Ortega y Gasset

"Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia, nada construyen, pues sus simientes son de odio"
Josep Pla

"La indiferencia es el peso muerto de la Historia"
Antonio Gramsci

"Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno"
Juan Ramón Jiménez

"El ocio es la pérdida del salario"
Francisco de Quevedo

"El nirvana estético del mundo: alcanzar lo supremo en medio de supremas apariencias. Ser nada y todo en la espuma de lo inmediato"
Cioran

"Enamorarse es crear una religión cuyo dios es falible"
Jorge Luis Borges


sábado, 17 de enero de 2015

El equipo del pueblo

Puedo perdonar el planteamiento rácano y la rudimentaria receta basada en la intensidad espartana y el aprovechamiento de los fallos del rival, sin miedo a atrincherarse cuando sea necesario. Algo que, por cierto, critiqué duramente cuando mi equipo lo hizo.

Puedo perdonar la dureza de algunos de sus jugadores. Tras una eliminación no es el mejor día para hablar, pues el adjetivo de "ventajista" será adjudicado irremisiblemente. Me guardo, pues, mi opinión de Raúl García hasta otra ocasión, para que no quede duda de mi objetividad.

Puedo perdonar el autoengaño en que se escudan muchos aficionados colchoneros (están viviendo un sueño, quién podría reprocharles nada) acerca de las diferencias presupuestarias. Argumento fácilmente desmontable en tanto que el Atlético no se sonroja a la hora de plantear similares partidos contra rivales muchos más modestos.

Puedo perdonar la picardía mal entendida, academia Cristóbal Soria, que incluye los síncopes variados y las dificultades psicomotrices de los recogepelotas cuando el electrónico es favorable. 

Puedo perdonar el carácter canchero de Simeone, brazos en alto arengando a la grada (sin importar a qué fondo se dirige), perenne discurso en el oído del sufridor cuarto árbitro y capacidad de enganche con cualquiera que pise el cable inadecuado.

Puedo perdonar muchas cosas, pero hay algo que me supera. Si el Barcelona acompañó su excelso juego, el mejor que yo he visto en un campo de fútbol, con una colección completa de manuales de pedagogía social, el Atleti ofrece un discurso aún más estomagante. No sólo ha aprovechado su inferior punto de partida en el ámbito económico para monopolizar la cultura del esfuerzo (cosa ya de por sí discutible; ¿acaso los apoyos al primer toque y el juego fluido no requieren de largas horas de ensayo, quién sabe si más que los repliegues y coberturas?), sino que ha elaborado todo un relato en el que la humildad y el pundonor que desprenden (?) son coartada suficiente para apoyarlos siempre y en todo lugar. No se trata de aprovechar la natural adhesión que el neutral suele regalar al más débil, sino de convertir cada derby en una suerte de conflicto moral entre dos formas de existir en el mundo, impostado teatrillo justificador en el que los papeles ya están repartidos (¡y en el que ni siquiera el Madrid puede contraatacar ofreciendo más talento y espectáculo a cambio de simpatía, tal es el poder beatífico del sudor!). Poco a poco van tejiendo una red de autoatribuida dignidad que les permite mantener la cabeza alta si pierden y elevarla mucho más si logran la proeza de acabar con el Mal.

Sabido es que los blancos suelen perder la batalla de la propaganda. Probablemente quejarse equivalga a predicar en el desierto. Sea como fuere, el Atlético también debería tener cuidado. Es posible que, empeñado como está, acabe terminando en cuajar como equipo del pueblo. Y en el país de los listos, de los corruptos reelegidos y de las Duquesas de Alba, el apoyo a la forma de jugar del Atleti quizá suponga una alegoría significativa, de implicaciones distintas a las que ellos esperaban.