domingo, 21 de enero de 2018

Real Madrid 7 - Deportivo de la Coruña 1

Vengo del futuro para anunciaros que ganaremos a un pobre Dépor por siete tantos a uno, que la estrella del equipo será la tuneladora de Cardiff, que Cristiano recibirá incomprensibles críticas por mirarse una herida en un espejo ("jeje, qué presumido es, jejeje"; asco de prensa), que Nacho va a convertir el tópico repetitivo del "siempre cumple" en algo vetusto y que Luka Modric es un amor.

jueves, 11 de enero de 2018

Este Barcelona da miedo

La liga la tiene en el bolsillo. En Copa se está paseando poco menos que como quiere. Y en Copa de Europa, como Messi tenga el día tonto, ni PSG ni City ni milongas. Cada jornada que pasa son más fiables, más compactos, más certeros y van puliendo sus defectos. Yo de verdad que veo su tercer triplete cada vez más cerca.

(La naturaleza de este post está clara.)


miércoles, 3 de enero de 2018

Feliz 2018

Pues eso, que feliz año y salud para todos.

PD: no me quiero pelear con nadie en el blog, pero este fin de semana hay un Cádiz - Granada.

martes, 19 de diciembre de 2017

Benzema y las lecturas retroactivas

Llevaba tiempo queriendo escribir un post al respecto de Monsieur Empané, pero después del último comentario de Cornapecha en la anterior entrada, quedaré como redundante. Como bien dice nuestro ínclito gallego, cualquiera que tenga ojos en la cara ve que el irregular desempeño del francés la pasada campaña ha evolucionado en esta temporada a un esperpento totalmente indefendible. Bien es sabido que yo soy uno de esos estetas que se agarran a la excelsa calidad técnica del galo (buena definición nos hizo Lucas), pero lo que no puede no puede ser, y además es imposible. La temporada pasada fue irregular y ésta está resultando un desastre. Confío en que mejore algo, porque ir a peor parece imposible. Veremos.

En cualquier caso, y reconociendo que incluso durante sus buenos años en el Madrid, Karim ha destacado por su irregularidad (yo mismo pasé por rachas de dudas unamunianas antes de afirmarme como partidario, a partir de 2011-2012), me parece que ahora se hacen lecturas retroactivas inadecuadas por exageradas. Resulta totalmente respetable que alguien opine que el rendimiento del francés debiera haber sido mayor. Que tuvo más oportunidades que otros y se le perdonaron muchas, también es verdad. Pero de ahí a decir, como estoy leyendo, que su aportación al equipo en sus buenas temporadas ha sido de cuatro detalles y poco más, va un trecho. Francamente, lo de esta temporada no es normal. Por otro lado, a los grandes jugadores se les ve en las grandes ocasiones. Y Benzema, aunque no en las finales, ha hecho grandes partidos en la Copa de Europa con el Madrid. También en el ámbito de los (mal llamados) Clásicos ha escrito grandes líneas (no todos los delanteros pueden decir lo mismo, ahí tenemos al Tripita Higuaín, quien por cierto nunca fue denostado por mí mientras estuvo aquí, más bien al revés, pero al que ya no puedo ver después de su actitud postsalida del club). 

De modo que no, el esperpento de este año (esperemos que se enderece, ay) no es comparable ni homologable a las anteriores temporadas. 

jueves, 7 de diciembre de 2017

El bálsamo de Dortmund

Si exceptuamos la temporada 2012-13 con los cuatro goles de Lewandowski, el Madrid tiene buenos recuerdos con el Dortmund. Algunos pintorescos, como el episodio de la portería del 98, otros contundentes como el 3-0 del año de la Décima, alguna película de terror que termina bien (quién sabe si aquel cambio de Casemiro por Illarramendi fue el detonante de la carrera blanca del brasileño)... Incluso el día más aciago nos brindó un heroísmo en el encuentro de vuelta, que adquirió tintes románticos al no completarse y colocó un broche poético y melancólico a la (hasta entonces desastrosa y sin nada que destacar) última temporada de Mourinho. El Borussia, pues, hasta nos otorgó la oportunidad de ser el Atleti por un día.

Anoche, nuestro querido amigo alemán falló lo infallable, permitió a Cristiano reencontrarse con el gol, y sirvió de perfecto sparring para que destacasen, cada uno a su modo, Ceballos, Asensio y Llorente. Un 3-2 que no arregla nada pero que debería darnos algo de cuartelillo ante la llegada del Sevilla, previa a nuestro viaje a por el Mundialito (hay que ganarlo, así tendremos tres, más las tres intercontinentales). 

Gran club, el Dortmund. Ojalá le vaya de la mejor forma posible.