jueves, 12 de octubre de 2017

A la contra

Dije que iría a ver a Trueba, y lo cumplí. La invitada es la sexóloga Lorena Berdún (tiene narices que justo el día que vaya yo el tema que trate la tertulia del programa sea el sexo, jorrrl), y han estado graciosos, aunque poco centrados en el deporte. Buen ratejo con Iñako, Juanma y Daimiel. Lo subirán a YouTube.


martes, 3 de octubre de 2017

Crónica de un desastre (por In Goal We Trust)

In Goal We Trust

1) Cuando yo estaba haciendo la mili, en el Gobierno Militar de Lleida, en una de las oficinas había destinado un sargento de la legión. Contrariamente a lo que se pueda pensar, a partir de los estereotipos que el imaginario público nos ha creado, era un hombre franco, abierto a hablar de todo y con una amplia visión de la vida en todos los aspectos. Algunas veces, a las horas de paseo, nos quedábamos a tomar una cerveza y charlar un rato mirando la tele en la cantina del Gobierno Militar. Una de esas tardes, estando de guardia el sargento, se acercó, se sentó a nuestro lado y nos pusimos a hablar de lo divino y lo humano. Entre unas cosas y otras, salió el tema de por qué motivo, siendo un cuerpo de élite como se supone que es, en la legión había tanto expresidiario y gente de mal vivir, por decirlo de alguna manera. Su respuesta fue contundente: "Os lo voy a decir claro, que vosotros sois chicos con estudios, rápidamente lo vais a comprender. No hay mucha gente que quiera ir a la legión, entre otras cosas, porque los tratamos como mierda, porque en el fondo han de acostumbrarse a sentirse una mierda, porque así va a ser el resto de sus días mientras estén en la legión, porque el objetivo, desde un punto de vista militar, es conseguir que el día que se precise saquen toda su ira y su rabia y cumplan con el objetivo militar: matar o morir. Para eso no vale cualquiera. Si yo te digo a ti, o a cualquier persona normal, que te ates una granada al pecho y entres en una trinchera a inmolarte, me vais a mandar a tomar por culo y yo voy a tener un problema. Son armas en sí mismos, no están ni para preguntar, ni para responder; están para actuar sin pensar. ¿De dónde pensáis que vamos a sacar individuos cómo estos? Pues de la cárcel, naturalmente: raterillos de tres al cuarto, traficantes de poca monta, las ramas débiles de delitos grandes, los mandaos, gente que tiene uno o dos años de cárcel y que se lo cambias por tres o cuatro años al servicio de la legión. Así es de sencillo. Pero vamos, que esto no es exclusivo de la legion, sí el percal de los individuos, pero no el estereotipo. Cualquier cuerpo de seguridad que debe actuar, debe actuar sin pensar."

Llevo durmiendo mal varias semanas. Me desvelo a media noche y miro el móvil. Leo un rato, intento conciliar el sueño, pero no lo consigo. Todas las mañanas cojo mi coche sobre las 6:45 AM, me dirijo hasta Martorell, bajo por la A2 hasta Barcelona y cruzo la ronda litoral, hasta la zona franca, a eso de las 7.30 AM. Desde que ha atracado el ferry de Piolín en el puerto de Barcelona, todas las mañanas, el camino contrario a mí en la A2, el que sube hacia los pueblos del interior de Barcelona y Lleida, está tenebrosamente iluminado de un inusual azul que no es precisamente el añil de la mañana: interminables convoyes de coches de Guardia Civil y Policía Nacional se abren camino en la oscuridad de la mañana hacia el interior de Catalunya. Y siento pánico. Tal vez soy demasiado alarmista, pero viendo el acontecimiento de los sucesos, si alguien no pone cordura y sentido común, va a haber jaleo como hace tiempo no se recuerda.

2) En el colegio de mi hija, como en todos los colegios de Terrassa, publican un comunicado de adhesión al derecho a decidir, dando soporte a todos los actos que se están llevando a cabo desde el Govern de la Generalitat en el momento histórico que estamos viviendo. Alguien del claustro de profesores, ni sé quién es ni me importa, sin ser unánime, publica el comunicado sin contar con los padres o familiares de alumnos. Muchos padres se quejan, silencio. Dos de mis hermanos, ambos profesores en escuelas de Terrassa han pedido que en el escrito de adhesión del claustro de profesores a los manifiestos, en representación del colegio, se exprese claramente su negativa a que dicha adhesión se realice a título colectivo y que las adhesiones se realicen a título individual. Sus solicitudes han sido desatendidas. Me dirijo en el foro público de la escuela, como otros padres, hacia quien haya publicado el comunicado solicitando que se retire dicho comunicado y se sustituya por otro que en lugar de representar al colegio en su globalidad, deje claramente patente qué colectivo o personas, individualmente, se adhieren a dicho manifiesto. Recibo la callada por respuesta por parte del colegio; eso sí, otro internauta no tiene el más mínimo reparo en tacharme de intolerante fascista.

El jueves 28 de Septiembre, desde CGT, llega a mi correo electrónico del cliente dónde actualmente trabajo un comunicado llamando a la huelga general el 3 de Octubre, en protesta por la represión de los Cuerpos de Seguridad del Estado. No sé si lo veían venir o hay un guion escrito, pero ya me da lo mismo. Pese a que desde la judicatura se ha declarado el referéndum del 1 de Octubre como ilegal, por parte del Gobierno del Estado se sigue empeñado en intentar borrar todo rastro del mismo, mientras que desde el Govern de la Generalitat se incita a los ciudadanos a hacer cualquier cosa que esté en su mano para burlar la prohibición emitida por el TSJC. Desde todos lados se lanzan proclamas, unos a que se cumpla la ley y otros a desobedecerla, sin mesura alguna.

3) El domingo 1 de Octubre, por la mañana, els Mossos d'Esquadra, interpretando de una forma un tanto "sui generis" las órdenes del TSCJ, se limita a enviar patrullas a los centros de voto a informar a los ciudadanos de que la convocatoria al referéndum es ilegal y a levantar acta, haciéndose un poco el loco (cómo me ha reconocido un padre de un niño del colegio que es Mosso d'Esquadra). Es algo normal y esperado, el día 2 de Octubre van a tener que volver a mirar a sus vecinos cara a cara; hoy no se van a enfrentar a ellos. No sé de quién fue la brillante idea de no apartar a los Mossos d'Esquadra de este asunto: son juez y parte y tendrían que haber quedado al margen o para tareas colaterales por si hubiera altercados en las calles, nunca para enfrentarse directamente a sus conciudadanos. Cuando oigo por la radio que en vista de la actitud de los Mossos, va a intervenir la Policía Nacional y la Guardia Civil, cosa normal, porque es su deber obedecer una ley judicial y preservar el estado de derecho que se está vulnerando, asumo que no hay más remedio y que la batalla está en marcha. Mis temores se han hecho realidad. Veo ancianos y padres inconscientes con sus hijos a hombros, plantarse delante de la sinrazón de los antidisturbios que no van a dudar en ir adelante con el objetivo que les han encomendado, sin pararse a preguntar.

Los líderes intelectuales de esta confrontación ya tienen lo que querían: unos mostrarse fuertes en la defensa del Estado de Derecho y otros mostrar al mundo la opresión del Estado Español sobre sus ciudadanos. Vuelven a mi las imágenes de los convoyes de Guardia Civil y Policía Nacional por la A2 y me queda la duda de si los que se ponen ante los antidisturbios no se esperaban lo que se les venía encima, habían olvidado tiempos pasados o tenían perfectamente calculado hasta dónde querían llegar. En el fondo me da igual, el mal ya está hecho, la fractura interna y externa se ha consumado; solo queda saber cual será el desenlace de la última temporada de este juego de tronos. Pasan los días y sólo oigo Declaración Unilateral de Independencia y artículo 155, se avecinan tiempos oscuros.

4) No hay vuelta atrás posible, el adoctrinamiento ha llegado a tal extremo por ambos bandos que la gente difícilmente escucha a quién tiene al lado. Tenemos nuestro discurso y con él mataremos o moriremos. Estoy solo y ya estoy agotado, defendiendo a unos aquí, dando la cara por otros allá. Tal vez, como me dijeron en el espacio público del colegio, sea un fascista por querer que se respecte la legalidad vigente y que se busquen soluciones en base a ella; no lo sé, pero a quién importa ya. Me alegro por Pèrez y por mis amigos que son como Pèrez: gente sensata, sencilla y pragmática, pero sobre todo fraternal y dialogante. Estáis a un paso de alcanzar Ítaca, dónde os reuniréis con vuestros ancestros y podréis apaciguar su sed de libertad para que finalmente descansen en paz. Lo único que me duele es haber llegado hasta aquí de esta manera tan triste, dónde ni de un lado ni de otro se ha sabido tender puentes de diálogo y confraternización. Creo que no he llorado tanto desde la muerte de mi madre (mamá, te quiero y no te olvido). Pusimos al frente de dos trenes de mercancias a maquinistas incompetentes y el choque es inminente. Me hubiera gustado acompañaros en este viaje, juntos, pero me temo que es mejor apartarse cuando nuestros caminos buscan destinos distintos. Aunque me veais llorar, sabed que estoy contento por vosotros. Os deseo felicidad y prosperidad, como no puede ser de otra manera para con la gente a quién se quiere tanto. Los que quedaremos en tierra de nadie, porque ya no tenemos a nadie que nos represente a un lado ni a otro, sabemos que siempre contaremos con vuestro apoyo y fraternidad, así como con el apoyo y la fraternidad de la gente de bien que está al otro lado, como ha sido siempre y como habrá de ser hasta el fin de los días, en que nuestro cuerpo en forma de polvo regrese a nuestra Ítaca particular.

5) No sé cual será el devenir a partir de hoy, día 3 de Octubre de 2017, sólo sé que soy José Javier y en estos días no tengo quién me represente, ni quién me defienda, ni quién me ampare; perdido estoy como si hubiera naufragado en medio del océano, a salvo por dos tablas que me mantienen a flote: mi familia y mis amigos, aunque haya discutido con ellos recientemente y no entiendan mi postura. Mi patria es un pequeño valle al oeste de Ávila, por dónde en sus días discurría el río Adaja y del cual hoy apenas queda rastro; franqueado por sierras milenarias de cimas redondeadas, desgastadas por el paso del tiempo, que un día dieron cobijo a pueblos celtas, vetones y visigodos: de granito y feldespato; de romero y tomillo; de piornos, juncos, pastos y vetustas encinas; de adormideras y cardos; de pozos artesianos de los que un día manaba agua a raudales y de los que hoy sólo sale arena; de cielos poblados de gorriones, jilgueros, abubillas y milanos, de cigüeñas apostadas en los campanarios de las iglesias de los pueblos y risueñas golondrinas que con su trino te regalan un nuevo día; de boñigas de vaca, burro, mulo o caballo y cagarrutas de oveja o cabra; de olor a establo y leche de vaca recién ordeñada, de sabor a moscatel y perrunillas y de meriendas de rebanadas de pan candeal de mediana con nata o aguardiente y azúcar, de almuerzos de chorizo en aceite, torreznos o jamón curado al humo del hogar. Mi patria no tiene bandera que izar al viento, solo el brillo del trigo, la cebada y el centeno al sol, en el mes de julio, antes de la siega y la cosecha, meciéndose y bailando al ritmo del viento. El horizonte es amplio y de un azul infinito, y si cierro los ojos siento como el aire perfumado en tomillo me envuelve y me embriaga, me transporta y me conecta a mis ancestros, y puedo verlos ahí, sentirlos, trabajando la tierra para salir adelante, bajo el sol abrasador de Agosto, con su piel cuarteada y sus rostros cansados bajo un sombrero de paja. Si abro mis sentidos, oigo como el viento juega entre los cereales dejando un rumor que me recuerda a la marea baja en cualquier playa de la costa, a caballo entre Barcelona y Girona, en una apacible mañana de verano, en mis felices días de niño de campamento en Malgrat, Calella o en Blanes. Mi patria no tiene estado, ni ejército, ni mártires, ni héroes, ni falta que le hace ... sólo gente sencilla hecha de sudor y campo y la más antigua de las leyes, el respeto al prójimo. Tal vez por el hecho de tener una patria reconocible, como seguramente tiene el Pèrez y mis amigos que son como el Pèrez, nunca tuve necesidad de crearme una de la nada y demostrar al mundo que era digno de ella, aunque el precio a pagar fuese tan alto.

martes, 26 de septiembre de 2017

Gustazo en Dortmund

Hace ya bastante tiempo que las visitas del Madrid a Alemania no suponen la infame travesía del llanto y el crujir de dientes de antaño. Tampoco son un crucero del IMSERSO, ni mucho menos, pero después de la sangre que los madridistas hemos tenido que sudar allí... Y eso que yo no viví las décadas de los setenta y ochenta. Los datos hablan por sí mismos: en los últimos tres años y medio hemos ganado dos veces en el estadio del Bayern, otras dos ocasiones en el del Schalke y una en el del Dortmund. Hasta entonces sólo podíamos apuntarnos una victoria en campo de un equipo de la Bundesliga: frente al Leverkusen alrededor del año 2000. No, cualquier tiempo pasado no fue mejor. 

Fue una invitación a partirse la cara lo que nos ofreció el Borussia, y a fe de que si no lo hicimos con más contundencia es porque la pegada del Madrid se trata de un cuento asustaviejas que ya no se cree ni Roberto Gómez (bueno, igual éste sí). Dos manos a mano desperdiciados de forma incomprensible entre Carvajal (mal inicio de temporada el suyo, hoy algo enderezado aunque insuficiente) y Cristiano dieron paso a un penalti no pitado a Ramos por mano dentro del área. Los blancos no se pusieron nerviosos y continuaron dominando y castigando la adelantada defensa amarilla. Un excepcional enganche de Bale a pase de Carvajal puso el 0-1. Y lo peor era el resultado.

Tuvo el Dortmund algunas, no lo vamos a negar, pero Sergio Ramos estaba en modo grandes noches europeas. Magistral el encuentro del de Camas, al que por cierto le hicieron un penalti en la segunda parte que fue hurtado de las repeticiones. Daba igual, porque poco después Kroos volvía a sacar el tiralíneas y colocaba un balón al espacio para Bale que acabaría rematando el Bicho. El gol de Aubameyang escasos minutos después supuso más espejismo que otra cosa. Las ocasiones del Real Madrid continuaron goteando: una caída de Bale dentro del área, un disparo de Isco a las nubes, un paradón a remate de Ramos, un mal control de Asensio encarando al portero... El tercero, también de Ronaldo, fue un chut de tremenda potencia que levantó a una niña de la grada a la que estoy en trámites de adoptar.

Se coloca el Madrid en posición cómoda en el grupo de la Copa de Europa. Tras una visita a Alemania. Al final el Nobel a Bob Dylan no se trataba de una frivolidad. The times they are a changing.

 

lunes, 18 de septiembre de 2017

Eurobasket 2017

Probablemente haya sido el torneo de baloncesto de selecciones que menos me ha enganchado en los últimos años. No por culpa del mayor o menor nivel demostrado, sino por mi hastío para con el deporte de la canasta tras el palo que nos metió, para mí inesperadamente, el Valencia Basket a principios del verano. No obstante, algunas conclusiones de lo que he visto del mismo (a partir de cuartos de final), con pinceladas específicas para madridistas:

-Eslovenia ha demostrado ser el mejor conjunto sin discusión. Emocionantísimo partido de cuartos de final contra Letonia, vendaval que pasó por encima de España y victoria ante los siempre complicados rusos. Comandados desde la dirección por dos cracks: Goran Dragic y Luka Doncic. Colocar a nuestro chaval a la misma altura de semejante jugador pudiera parecer sobrevaloración de forofo, pero es que lo de Luka ha roto ya todos los esquemas. Dragic es extraordinario, con un talento y una determinación que demuestran que en la NBA no es precisamente un figurante. Mas me atrevo a decir que Doncic ¡a sus 18 años! tiene mejores fundamentos a la hora de conocer el juego. Resulta impresionante observar la inteligencia en pista del muchacho. Reparte el juego de forma que mantiene a todos enchufados (justo lo contrario de Llull, que es un torbellino individualista), pese a que todos apuntan a que su posición natural evolutiva es la de alero, o al menos escolta. No sé, me parece capaz de dominar los partidos desde cualquier zona. Randolph estuvo suelto como segundo espada, dejando muestras de su calidad y su carácter (es decir, una de cal y otra de arena). Quizá la NBA lo vuelva a tentar. Por decir algo más, me gustó el carismático Blazic y no comprendo cómo Prepelic sigue en la liga francesa. Me parece el sustituto ideal para nuestro Carroll, al que adoro pero debe de tener más años ya que la Tarasca.

-Rusia, la otra semifinalista, nos deja dudas. Que es un equipo muy potente resulta obvio, pero no parece  capaz de liberarse del punto de excesiva frialdad que arrastra desde tiempos inmemoriales (el año que ganaron el europeo los comandó un norteamericano nacionalizado, el basket es muy cachondo). El CSKA de Moscú, club más representativo del país, adolece del mismo mal. En términos madridistas, el pívot Kuzmic deja algunas dudas (si Tomic os parecía mingafloja...),  y más teniendo en cuenta el "gran rendimiento" que Laso suele sacar a los cincos de ese perfil (en realidad a cualquier cinco que no tenga la velocidad de desplazamiento y maniobrabilidad de Ayón). La lucha de los Putin's boys frente a Serbia, por otro lado, puede resultar engañosa en tanto en cuanto, quitando a Bogdanovic, la selección balcánica no había llevado a la plantilla de gala, y aun así, con varias marchas menos, llegaron a la final. 

-España. Aquejados de un par de lesiones y malos momentos de forma claves, afrontábamos mermados este campeonato. Con un acierto perimetral más que limitado, fiando todo el juego ofensivo en los momentos calientes a lo que los Gasol pudieran rascar en la pintura. Buenos aportes de los Hernangómez, quienes no llegarán al nivel de la pareja de hermanos original pero tomarán un relevo que diste de dar vergüencita, como parecía cuando la posición de cuatro y cinco la iban a heredar Claver y cía. Con menos puntos de los debidos, e hipotecados por el raulismo que supone descartar una plaza de la expedición llevando a Navarro, Eslovenia nos arrasó con justicia. No obstante, un bronce no es cosecha baladí por muy mal acostumbrados que nos hayan tenido hasta ahora.

Para el Real Madrid, lo mejor del europeo es que se haya acabado, teniendo en cuenta que ha dejado a Llull en el dique seco seis meses (más otros dos o tres hasta que coja la forma: la temporada tirada a la basura) y a Doncic con un esguince que va a hacer que nos plantemos en la Supercopa con sólo Campazzo como base puro. Como para pensar en ganarla. Aunque, qué coño, somos el Madrid, ¿no?

sábado, 9 de septiembre de 2017

Parón postselecciones: el rollo de siempre

Tú, harta de las cagadas
Yo, de preguntarle a cientos
Tú, que dónde está nuestra pegada
Yo, que en qué ocupamos el tiempo.

En salir, perder, el rollo de siempre.
Metemos mil centros, embotellamos gente,
llegamos al área y joder, qué guarrada, sin Cris.

Voy que ni toco el suelo después de las selecciones.
No sé si son los viajes o el resto de distracciones.
Ya no me acuerdo, nena, que todo era de colores,
dónde estará el acierto, se lo han quedao con los goles.

Salir, perder, el rollo de siempre.
Metemos mil centros, embotellamos gente,
llegamos al área y joder, qué guarrada, sin Cris.

Y al parón siguiente...

Y al llegar a casa, me saludan:
"Oye, ¿cómo estás, cabrón? ¿Dónde te has metido?"
"Te confieso que en la Roja, y allí no he perdido el tiempo"
Pero ahora en liga es...

Salir, perder, el rollo de siempre.
Metemos mil centros, embotellamos gente,
llegamos al área y joder, qué guarrada, sin Cris.

Y al parón siguiente...

Para algunos el fútbol es galopar representando a sus países
excesivas horas, minutos, y segundos.
Yo, más humilde, sólo quiero que la ola de juego
que surge de la inercia de partidos juntos,
me transporte mecido hasta el (parón) siguiente.

Saliiir. Perdeeer.

Salir, perder, el rollo de siempre.
Metemos mil centros, embotellamos gente,
llegamos al área y joder, qué guarrada, sin Cris.

Y al parón siguiente...
Ya no me acuerdo de ná.